El líder de Vox, Santiago Abascal, ha vuelto a provocar la polémica con sus opiniones sobre la eutanasia o el matrimonio homosexual. A su juicio, ellos defienden cuestiones de sentido común y apunta que no hay "ningún tipo de homofobia" en Vox. "Estamos en contra de la ideología LGTB, que no representa a los gays. No me hace falta adornarme, he tenido familiares gays", añade.

Y continúa: "El Estado no tiene por qué meterse en la cama de la gente" y considera que la unión entre dos hombres y dos mujeres no es un matrimonio, "es una unión civil".

También ha hablado sobre eutanasia, a raíz del caso de Ángel Hernández, que ayudó a morir a su mujer, enferma de esclerosis, y ha dicho que "no se debe facilitar que un marido pueda matar a su mujer" y se muestra contrario a la regulación de la eutanasia. "No estamos a favor de acabar con la vida de un ser humano". Y anuncia que si llegan al poder, derogarán la actual ley del aborto.

Abascal, en una entrevista en 'Espejo Público'. sostiene que la formación está siendo "maltratada por los medios" y acusa a sus rivales políticos de "deformar" su mensaje. "Han manipulado nuestro mensaje, nos han hecho decir cosas que no hemos dicho", añade.

Considera que Vox está poniendo en cuestión los "dogmas establecidos desde hace mucho tiempo en España" y defiende que los medios, partidos y ONGs deben ser sostenidas por quienes crean en ellas. "Los medios se tienen que mantener con el apoyo de sus televidentes y de la publicidad. Es lo más justo", añade.

Para Abascal, los partidos políticos han conseguido, gracias a las subvenciones, tener "un poder desmedido" en los medios de comunicación. "Hay que recuperar la libertad de prensa", añade en la entrevista.

El líder de Vox defiende que la formación no ha pedido ningún crédito a los bancos. "Vamos a plantear que se retiren las subvenciones a los partidos políticos para que sean sus propios votantes los que los sostengan", apunta Abascal.