La ola de calor que azota parte de Estados Unidos y Canadá está dejando terribles consecuencias. En Lytton -en la provincia de Columbria Británica- donde se han alcanzado temperaturas récord de 49,5 grados, se han registrado 321 muertes en solo seis días relacionadas con el calor.

Además, se han contabilizado 63 fallecimientos en Oregón y 16 muertes en el área de Seattle, en Washington. En este estado todavía no se ha llevado a cabo un recuento oficial que incluya todas las ciudades.

Otra de las consecuencias de esta grave ola de calor son los incendios, todavía hay 41 activos. En Lytton las autoridades están evacuando a los ciudadanos por los fuegos y las temperaturas extremas.

También preocupan las tormentas que puedan formarse en las próximas horas. Y es que la entrada de una masa de aire frío bajará las temperaturas pero es posible que provoque fuertes tormentas.

En este sentido, el sábado hacia mediodía la tormenta tropical Elsa cruzará el sur de la República Dominicana y Haití camino de Cuba y después se dirigirá al oeste de Florida.