La portavoz del opositor y activista ruso Alexéi Navalni, Kira Yarmysh, ha denunciado en su cuenta de Twitter que los médicos se niegan a autorizar su traslado a otro hospital del extranjero tal y como se les había asegurado en un primer momento.

Alexéi Navalni se encuentra ahora mismo en la sala de cuidados intensivos de un hospital de Omsk, en Siberia, "en coma en estado grave". Según la portavoz Kira Yarmysh presuntamente "fue envenenado con algo mezclado con el té". Sin embargo, un portavoz del hospital de Omsk ha desmentido a la prensa que fuera envenenado ya que "no se han encontrado toxinas". Un resultado que no ha convencido al entorno del activista. "Hace una hora nos hablaban de un veneno mortal que es peligroso, y ahora, que no se han encontrado toxinas. ¿Qué les pasa?", se pregunta Yarmysh.

 

Navalni estaba en pleno vuelo entre Siberia y Moscú cuando de repente se empezó a encontrar mal. Así lo muestra la grabación de uno de los pasajeros en la que se pueden escuchar los gritos de dolor del activista antes de quedar inmóvil en el suelo. Rápidamente se realizó un aterrizaje de emergencia y se llevó al líder de la oposición al hospital más cercano. No obstante, hasta hace muy poco no estaba previsto que Navalni fuera atendido en Rusia, sino en Berlín. Supuestamente, esta medianoche un avión sanitario cargado de médicos habría despegado desde la capital alemana para trasladar al político. Pero algo ha cambiado.

"No podemos permitir el transporte de Navalni, no creemos que los especialistas de Burdenko y Piragov sean peores que los de un hospital alemán". Así ha explicado a la prensa el médico jefe del hospital de Omsk su negativa de trasladar al político a Berlín.

Ahora Kira Yarmysh denuncia en redes sociales que la vida del opositor ruso está en peligro porque "el jefe de cuidados intensivos se niega a asumir su responsabilidad". "El avión que organizamos para la evacuación de Alexei debería aterrizar en una hora. La prohibición de su traslado es un atentado contra su vida", ha señalado. Ese transporte al que hace referencia Yarmysh, podría ser el de la ONG alemana Cinema for Peace, quien informó horas después de conocerse la situación de Navalni que fletaría un avión medicalizado para que el opositor pudiera ser trasladado a Berlín, junto a su mujer, según contó su presidente, Jaka Bizilj, al diario 'Bild'.

Según Yarmysh, la respuesta de los especialistas es otra forma de perjudicar al opositor ruso y señala directamente al Gobierno de Moscú de estar detrás de esta decisión. "Los médicos habían dicho que estaban listos para autorizar el transporte. Por eso lo organizamos en el menor tiempo posible. Ahora, en el último momento, no nos dan permiso. Esta decisión, por supuesto, no fue tomada por ellos, sino por el Kremlin", espeta en su cuenta de Twitter, desde donde está informando sobre la situación. Una decisión que la portavoz tacha de "inexplicable y monstruosa".

La doctora que atiende habitualmente a Navalni y líder del sindicato Alianza de Médicos Anastasía Vasílieva también se ha pronunciado en su cuenta de Twitter. "Es ilegal mantener a Alexéi en un hospital que no cuenta con los tratamientos, condiciones y equipos necesarios. No nos enseñan los informes", denuncia.