"Esto no es un incidente, es cultural. Una cultura de impunidad, de aceptar la violencia y el lenguaje violento contra las mujeres". Así se ha pronunciado la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez después de que un representante del partido republicano, el senador Ted Yoho, la insultara a las puertas del Congreso de Estados Unidos.

Según ha explicado en la cámara, Yoho se acercó a ella en las escaleras del Capitolio y la agredió verbalmente. "Puso su dedo en mi cara, me llamó 'repugnante', me llamó 'loca' y me llamó 'peligrosa'", relató Ocasio-Cortez, también conocida como AOC.

Sin embargo, los insultos no quedaron ahí y, tras emitir su voto, el republicano volvió a dirigirse a ella de forma ofensiva: "Delante de los periodistas, el congresista Yoho me llamó, y lo cito, 'una maldita perra'".

Insultos machistas que, denunció, no suponen un incidente aislado, sino parte de una cultura misógina que perpetúa el acoso hacia las mujeres. "Todas nosotras hemos tenido que lidiar con esto de alguna forma, de alguna manera, en algún momento de nuestras vidas", aseveró.

"Esto no es nuevo y ese es el problema. El señor Yoho no estaba solo, iba caminando hombro con hombro con el congresista Roger William. Ahí es donde empezamos a ver que esto no es un incidente, es cultural", agregó.

 

AOC responde a las explicaciones de Yoho: "No es aceptable"

La congresista realizaba esta intervención después de que, el pasado lunes, el diario 'The Hill' se hiciera eco de los comentarios ofensivos de Yoho, que uno de sus periodistas pudo escuchar. El republicano, por su parte, habla de "malentendido".

"Tras 45 años casado y con dos hijas, soy muy consciente de mi lenguaje. Las palabras ofensivas de insultos que me atribuyó la prensa nunca se dirigieron a mi colega [AOC], y si se interpretaron de esa manera, me disculpo por el malentendido. No puedo disculparme por mi pasión, por amar a Dios, a mi familia y a mi país", afirmó el miércoles en la Cámara de Representantes.

Tras 45 años casado y con dos hijas, soy consciente de mi lenguaje. Los insultos que me atribuyó la prensa no se dirigieron a mi colega"

Ted Yoho, congresista republicano

Excusas que, según ha denunciado Ocasio-Cortez, no constituyen una verdadera disculpa. La congresista, que recordó cómo ha sido objeto de insultos en el pasado por otros miembros del partido republicano, incluyendo al propio presidente Trump -"me dijo que 'me fuera a mi casa', a otro país", ha recordado la política de origen puertorriqueño-, ha explicado que no se sintió particularmente dolida por los comentarios de Yoho, pero decidió no dejarlo pasar tras escuchar las 'explicaciones' del republicano.

"No podía permitir que mis sobrinas, las niñas pequeñas que tengo en casa, las víctimas de abuso verbal y peor, vean esa excusa y a nuestro Congreso aceptarla como legítima y como disculpa", sentenció. "No me quedaré esperando una disculpa de un hombre que no se arrepiente de usar un lenguaje abusivo contra las mujeres, pero sí tengo un problema con usar a nuestras mujeres e hijas como escudo", afirmó.

Tener esposa e hijas no hace a un hombre decente. Tratar a las personas con dignidad y respeto sí"

Alexandria Ocasio-Cortez

"Soy dos años menor que la hija más joven del señor Yoho, yo también soy hija de alguien. Mi padre, por suerte, no vive para ver cómo el señor Yoho trató a su hija. Mi madre vio su falta de respeto hacia mí por televisión. Estoy aquí porque tengo que mostrar a mis padres que no me criaron para aceptar el abuso de hombres", agregó la congresista.

"Lo que hizo Yoho fue dar permiso a otros hombres a hacer lo mismo a sus hijas. Al usar ese lenguaje ante la prensa dio permiso a usar ese lenguaje contra su esposa, sus hijas, las mujeres en su comunidad. Eso no es aceptable", sentenció. "Tener una hija no hace decente a un hombre, tener una esposa no hace decente a un hombre. Tratar a la gente con dignidad y respeto hace a un hombre decente", añadió.

"Quiero darle las gracias por mostrarle al mundo que puedes ser un hombre poderoso y acosar a mujeres. Puedes tener hijas y acosar a mujeres sin remordimientos, puedes tener esposa y acosar a mujeres. Puedes tener una imagen de hombre de familia y acosar a mujeres sin remordimientos y con sensación de impunidad. Pasa todos los días en nuestro país", concluyó.