El Senado estadounidense debatía el 'Green New Deal', una propuesta para luchar contra el cambio climático que presentaba la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. Durante su intervención, Ocasio defendió que "el cambio climático no es una preocupación elitista sino un asunto sobre la calidad de vida".

 

Para argumentar la necesidad de impulsar políticas para frenar el calentamiento global usó como ejemplo su propia historia. "Hace un año estaba trabajando como camarera en un restaurante de tacos en Manhattan. He conseguido seguro médico por primera vez hace un mes", explicaba la política. Así, insistía en que los efectos negativos del cambio climático los sufrían más intensamente aquellos ciudadanos desfavorecidos.

"¿Le quieren decir a la gente que su preocupación y su deseo de aire y agua limpios es elitista? Díganselo a los niños del sur del Bronx que sufren las tasas más altas de asma infantil en el país. Díganselo a los padres de los niños que tienen altos niveles de plomo en sangre y que tienen los cerebros dañados para el resto de sus vidas, llámenlos elitistas", criticaba Ocasio.

Además, durante el discurso que se ha hecho viral en redes sociales por su gran contundencia a la hora de defender sus ideas, la congresista ha pedido a los políticos que se tomen en serio la cuestión, tras criticar que estén "más preocupados por ayudar a las petroleras que a sus propias familias". También ha señalado que "la ciencia no debe de ser un asunto partidista"