No hubo techo retráctil que pudiera contener al Huracán Ida. La ciudad de Nueva York está siendo azotada por un temporal de fuertes lluvias y viento que ha afectado también al transcurso del US Open.

En la noche del pasado miércoles, varios partidos se tuvieron que posponer por la intensidad de las rachas de aire a las que se sumaron cantidades de agua desproporcionadas. Esas condiciones no solo forzaron la suspensión de los partidos, sino que también pusieron en peligro la integridad de todos los asistentes, como dejan claras las imágenes.

 

A pesar de que la oficina neoyorkina del Servicio Nacional de Meteorología anunciara el estado de emergencia de la región por fuertes inundaciones durante la tarde, la organización del torneo no canceló los partidos asignados para la jornada hasta que la situación acabó siendo insostenible.

De hecho, el partido de segunda ronda entre Diego Schwartzman y Kevin Anderson que se estaba disputando en una cancha exterior, tuvo que ser trasladado en primera instancia a una pista techada, en la que ni siquiera pudieron seguir, ya que se colaba el viento lateralmente y se formaron varias goteras que mojaban la pista y las gradas.

El encuentro empezó sobre las 19:30 hora local, fue detenido y no acabó hasta la 1:00 de la madrugada, con la victoria del argentino en tres sets, 7-6 (4), 6-3, 6-4.

 

Las quejas por la mala previsión se están haciendo cada vez más numerosas, ya que muchos de los aficionados tuvieron problemas para salir de las instalaciones del Abierto estadounidense como consecuencia de las condiciones meteorológicas.

Los daños están siendo significativos en la ciudad, con el transporte público paralizado por el desbordamiento del alcantarillado de un huracán que ya está dejando sus últimos flecos al noreste del continente.

Sin embargo, las predicciones apuntan a que nuevas masas de aire se están formando en el Atlántico y pueden azotar la costa este, entre ellas las ciudades de Washington D.C. y de nuevo Nueva York a partir del fin de semana, poniendo en riesgo otra vez la continuidad del torneo.