Martina Navratilova ha sido protagonista a través de Twitter. El pasado lunes subía un post con un montaje en el que se ve al presidente Donald Trump y a su mujer, que aparece desnuda.

 

Lo destacado de la imagen es que Navratilova utiliza una imagen suya de 1997 cuando posó sin ropa para una publicación. Al tuit le añade: "Buenos abdominales".

Con la foto publicada por la extenista nacida en Praga, Navratilova vuelve a mostrar su odio hacia el presidente de EEUU y a su gestión al frente de la Casa Blanca.