Durante el final del Gran Premio de España de Moto3 disputado este fin de semana en el circuito de Jerez-Ángel Nieto, Deniz Oncü protagonizó un terrible accidente tras consumar una escalada sobresaliente en la clasificación.

Buscando meterle rueda a Pedro Acosta al término de la carrera, el turco se llevó por delante a Jaume Masiá y a Darryn Binder, con la mala suerte de que la moto del segundo pasó por encima del otomano.

"Llegué a la cabeza saliendo décimo. Fui muy constante, muchos pilotos intentaron pasarme, pero no pudieron aguantarme mucho tiempo. Estuve liderando la carrera durante muchas vueltas. Por desgracia, en la curva seis, frené demasiado tarde y me pasaron dos pilotos, así que llegué tercero a la última curva. Cuando entré, frené como de costumbre, pero no pude bajar la moto a primera, así que entré en segunda e intenté parar la moto, pero acabé dándole a Masiá y le hice caer también, lo siento mucho por él. Tuvimos un gran fin de semana, hemos trabajado muy duro y me he caído en la última curva, algo muy doloroso, aunque no físicamente", explicó Deniz Oncü al término de la carrera.

 

Pues bien, unas horas después, el piloto ha mostrado en redes sociales las secuelas de la caída. Ya en el suelo, el disco de freno de Binder le hizo un corte severo en el cuello, pudiendo ocasionarle la muerte.

"Sinceramente tengo suerte de estar vivo. Cuando Binder pasó por encima de mi cabeza, su disco delantero me hizo un corte en el cuello. ¡Podría haber sido peor!", reza el mensaje que acompaña a la imagen.

Disculpas a Jaume Masiá

Tras la carrera, Deniz Oncü fue al box del KTM Ajo junto a su técnico, José Manuel Ruiz, para pedir perdón a Masiá.

"Lo siento mucho, de verdad que no quería tirarte. No puedo decir nada más", le dijo el otomano.

Seguidamente, su técnico, José Manuel Ruiz, trató de poner como ejemplo a su rival: "No te lo tomes a mal. Es como él hace unos años".

 

"Yo no hacía eso en la contrarecta, en la última vuelta, José. Yo no voy a decir nada. Está bien, está bien. Yo también la he liado, pero sé lo que digo", le replicó inmediatamente Masiá, visiblemente enfadado.

Ya solos, Oncü fue tajante con el piloto de Algemesí: "Mírame a los ojos, sabes que no tenía ninguna intención de nada. Ha luchado como tú otras veces. No quiero que estés enfadado, ni que te lo tomes a mal. Son carreras, pasa"