Maverick Viñales ha cerrado su cuenta de Twitter tras una discusión con aficionados tras los rumores de una salida de MotoGP por su enfado en la última carrera.

En el Gran Premio de Portugal, al piloto de Yamaha le fueron anuladas tres vueltas en la Q2 por exceder los límites de pista. De haber sido válida una de ellas, le habría servido para lograr la pole y arrancar primero en la carrera del domingo.

Sin embargo, cuando fueron a protestar a los comisarios, éstos les dijeron que el sensor, que da aviso cuando una moto se sale del trazado, había sonado.

Por ello, el piloto español salió en undécima posición, muy enfadado con la decisión de dirección de carrera. "Han fastidiado un fin de semana que pudo ser precioso para Yamaha", dijo en rueda de prensa. Debido a su enfado una radio llegó a informar que Viñales había amenazado a Dorna Sports, empresa promotora de MotoGP, con abandonar el campeonato.

Pero el propio piloto ha dejado claro en una discusión con aficionados en Twitter que no se va a marchar de la categoría reina del motociclismo, señalando la falsedad de esas informaciones.

"Inventando cosas, qué me voy a quejar yo a Dorna si todos tenemos que agradecerles el gran campeonato que hacen. ¿Qué me voy a retirar? Jajajaja, de aquí no me voy hasta que gane. Y excusas ninguna, yo digo la verdad en todo momento”, decía Viñales en un tuit.

"Pero si os parece que soy una persona falta, ¡perfecto! Y si alguien se merece mi moto que la tome, no tengo ningún problema, sé dónde voy a llegar y cueste lo que cueste", aseguraba el de Yamaha.

"Y si alguien tiene ganas de criticarme que me elimine de su cuenta de Twitter, si no eliminaré yo mi cuenta, que no tengo ninguna manía en hacerlo. Gracias a los que me apoyan, porque realmente lo agradezco. ¡Un abrazo!", sentenció Viñales, que acto seguido procedió a cerrar su cuenta de Twitter.