Ha sido uno de los momentos de la cuarentena. Charles Leclerc se encontraba en una partida virtual cuando sucedió todo: su novia, Charlotte Sine, le tuvo que escribir a través de la plataforma Twitch para que le abriera la puerta de su apartamento.

La joven estuvo casi 25 minutos esperando en el exterior mientras Leclerc no se percataba de sus llamadas. Y ahora ha llegado su 'venganza'. El propio piloto de Ferrari lo ha contado en una entrevista a 'Sky Sports'.

"Me hizo dormir en el sofá por una noche... No es broma", reía el joven monegasco, que a partir de 2021 compartirá box con Carlos Sainz, sustituto de Sebastian Vettel en Ferrari.

 

Su confinamiento ha sido más que provechoso: "Durante el aislamiento, hice entrenamiento, estuve en el simulador y cociné. Pero soy un desastre cocinando y sólo he comido pasta y pollo. Me estoy especializado en la carbonara. En fin... no veía el momento en el que los restaurantes volvieran a abrir".

El regreso de la Fórmula 1 podría ser a principios de julio en Austria: "Comenzar tan tarde será difícil. No hemos podido entrenarnos en la pista y durante cinco meses no hemos completado una vuelta".

"¿Que si estoy listo para ser campeón del mundo? Sería un sueño, tengo que trabajar, estoy contento con mi crecimiento, pero todavía hay mucho por hacer. Espero hacerlo algún día", ha concluido.