Mick Schumacher ha querido tranquilizar a todos y a todas tras el durísimo accidente en Jeddah, durante la clasificación del GP de Arabia Saudita. A través de un mensaje compartido en redes sociales, ha dejado claro que está "bien".

"Hola a todos. Solo quiero informaros que estoy bien. Gracias por vuestros mensajes", dijo el hijo del legendario Michael y actual piloto de Haas.

Además, deja claro que tiene ganas de regresar: "Volveremos más fuertes. El coche estaba bien".

Mick Schumacher no participará en la carrera de Arabia Saudita como precaución, y Haas competirá con solamente el coche de Kevin Magnussen.

El alemán sufrió un accidente durísimo en la Q2, cuando quedaban menos de 5 minutos para el final de la sesión. El Haas impactó con gran violencia contra los muros, pero afortunadamente todo quedó en un susto.

Tras el golpe, Schumacher fue trasladado en helicóptero a un hospital para hacerse unos chequeos pertinentes.

Mick, en el momento del accidente, luchaba por meter al Haas en la Q3 tras un comienzo de curso en el que el coche norteamericano, motorizado por Ferrari, está sorprendiendo.