Es verdad que iban en momentos de estrategia opuestos y que el Alpha Tauri estaba funcionando algo mejor que los Alpine, pero el adelantamiento de Pierre Gasly a Fernando Alonso fue una demostración de talento y confianza.

El piloto francés, que salió cuarto y mantuvo posición en la salida, decidió hacer su primera parada en la vuelta 25 para evitar el 'undercut' de Charles Leclerc y Ferrari. Puso el neumático medio nuevo y salió por detrás de Alonso, a dos segundos y medio del español.

En apenas tres vueltas dio caza del Alpine, en una situación mucho más crítica de neumático blando, ya en sus últimos coletazos de vida. Alonso trazó el giro por el interior, mientras que Gasly quiso arriesgar por el exterior de la pista con una mayor tracción y velocidad.

"Tengo que decir que ha sido muy bonito. En la vuelta anterior vi que era mucho más rápido que él en la curva 1 y quería sorprenderle porque sabía que no habría muchas oportunidades de adelantarle", comentaba al término de la carrera para 'Sky Sports'.

 

"Sabía que no podía esperar y perder tiempo, porque Charles estaría fuera un poco más. No quería que me pasara. Al mismo tiempo, sabía que Fernando, que está luchando con nosotros en el campeonato, me iba a complicar la vida", continúa.

Pero lo cierto es que 'Magic' no pudo defenderse en ese momento por las condiciones de sus ruedas y pensando en una carrera de fondo, cuidándolas al máximo para atacar al final.

De hecho, Pierre esperaba encontrarse con el Alonso que frenó a Lewis Hamilton en Hungría: "Fernando, normalmente es un tipo duro de roer y no podía hacer un adelantamiento normal e ir por el interior, porque se habría defendido".

"Creo que fue un buen movimiento, y me permitió tener algo de aire libre después de eso y abrir la distancia con Charles, así que fue importante hacerlo", termina el piloto de Alpha Tauri, quien firmó un fin de semana glorioso manteniéndose cuarto durante toda la carrera y siendo el mejor del resto con mucha diferencia.