Charles Leclerc no ha tardado en callar los rumores que le relacionaban con Red Bull en caso de que la escudería de las bebidas energéticas no renovase a Sergio Pérez.

En el podcast de la F1 'Beyond The Grid', el joven piloto monegasco ha asegurado que permanecería de por vida en Ferrari: "Por supuesto que sí. Pero sería aun más feliz si volviéramos a ganar, porque eso es lo que importa, y sé que eso es lo que también le importa a todo el equipo. Estamos presionando como locos para intentar volver a ganar porque esto es lo que este equipo está acostumbrado a hacer. No es agradable estar peleando donde estamos peleando en este momento".

A su vez, ha recordado el momento de su fichaje por la 'Scuderia': "Para mí, fue una oportunidad increíble. La primera vez que supe que iba a ser piloto de Ferrari, no me lo podía creer, y es un sueño para mí. Para mí no fue un riesgo, firmé cinco años (hasta 2024) con el equipo con el que siempre he soñado estar. Por supuesto que ahora estamos pasando por momentos más difíciles, pero eso lo que provoca es que me motive a presionar aún más al equipo para llevarlo de vuelta al lugar que pertenece".

Paralelamente, ha hablado sobre su nuevo compañero de equipo esta temporada, Carlos Sainz: "Carlos y yo nos llevamos muy bien. Somos parecidos y nos gustan las mismas actividades. Pádel, ajedrez, golf... Es muy fácil llevarse bien con Carlos. Es muy inteligente. Lo hace muy bien durante todo el fin de semana. Siempre es consistente. Y sólo busca el tiempo cuando es necesario".

De hecho, Leclerc se ha aventurado a diferenciar a Sainz y a Vettel: "Son diferentes. Carlos yo somos muy competitivos en todo. 'Seb' no es así. Sainz se puede enfadar por perder en cualquier cosa. 'Seb' es mayor que nosotros y se lo toma de otra manera".