Espectacular hazaña la que ha llevado a cabo la escudería de Red Bull. Han conseguido llevar al espacio un fórmula 1 a bordo de un avión de entrenamiento de astronautas, el Ilyushin Il-76 MDK, con el apoyo de la agencia espacial rusa Roscosmos.

A los austriacos no les bastaba con hacer historia el pasado fin de semana al lograr el primer 'pit stop' en menos de dos segundos, sino que han tenido que salir de la atmósfera para demostrar que también son capaces de cambiar los neumáticos con gravedad cero.

 

Con un Red Bull RB1 de 2005 sujetado por un grupo de mecánicos, mientras otros les lanzan las pistolas y las ruedas, vemos un auténtico espectáculo que hasta ahora nadie se había atrevido a hacer.

 

En las declaraciones del mecánico Paul 'Harry' Knight que Red Bull ha publicado, asegura haber sido la mejor experiencia de su vida. "¡No hay nada como esto! ¡Es una experiencia asombrosa, no se parece a nada que puedas imaginar!", asegura el veterano del garaje Aston Martin Red Bull Racing. Además, cuenta cómo lo llevaron en secreto respecto al resto de compañeros de la fábrica: "Mucha gente no lo sabía. Muchos aún no lo saben, ¡así que esta película será una sorpresa!"

Tras una cuidadosa planificación, mucho entrenamiento y hasta siete vuelos, lograron grabar unas espectaculares imágenes, que sin duda alguna, merece la pena verlas.