Ferrari no empezó de la mejor forma el GP de México. La jornada de clasificación fue un día para olvidar. Bottas terminó por delante de Leclerc. Sainz terminó quinto.

Los de Maranello han ido de empeorando durante todo el fin de semana. Empezaron con fuerza los Libres 1 donde Sainz terminó líder. Sin embargo, los Mercedes empezaron a hacerse fuertes mientras que Ferrari fue cayendo.

Sainz terminó quinto y Leclerc séptimo. "Ha sido muy complicado para nosotros desde Libres 3. Hemos tenido que comprometer mucho el coche. No vamos rápidos, sobre todo con poca carga de combustible", comentó Carlos para 'Dazn' tras la clasificación.

Bien es cierto que, en el Autódromo Hermanos Rodríguez, todo cambia. La gran altitud de este circuito afecta tanto a monoplazas como a pilotos, algo que se vio reflejado en la clasificación.

"El coche no se comporta como se suele comportar, pero sabemos por qué es. Es un circuito muy especial, con una altura particular. He tenido muchos latigazos. Poner el coche a punto para una buena vuelta es prácticamente imposible", continuó explicando Sainz.

Durante la clasificación, los errores por parte de todos los pilotos fueron continuos: latigazos, límites de pista, etc. Sainz no se libró de ellos: "Charles y yo hemos cometido muchos errores. Si hubiese hecho una buena vuelta, el 18.0 estaba ahí. Podríamos haber estado con los Mercedes".

"Tenemos tres décimas más", zanjó el piloto español. Un tiempo que, espera que hoy, le sirva para poder minimizar daños y ganar posiciones.