Siete años, tres meses y 25 días han pasado desde que Fernando Alonso se subiera por última vez al podio en el Gran Premio de Hungría de 2014 de la mano de Ferrari.

Este fin de semana, el asturiano ha completado un Gran Premio de Catar para enmarcar. Primero, el bicampeón del mundo de Fórmula 1 tiró de 'pillería' en la clasificación para coger el rebufo de Lewis Hamilton y lograr el quinto puesto de la parrilla del domingo.

Las sanciones de Max Verstappen y Valtteri Bottas le llevaron a salir en tercer lugar, con neumáticos blancos, en zona limpia y detrás de Hamilton.

Ya en carrera, Alonso sacó su magia dónde mejor sabe: en la salida. Fernando, que no tenía "nada que perder", mareó desde atrás a un Pierre Gasly que se lanzó a por Lewis y logró superar al francés en las primeras de cambio.

Ya como segundo, pero sobre todo después de que Max Verstappen le aventajase con su potentísimo Red Bull, el ovetense y Alpine aunaron estrategia y gestión.

Desde atrás sabían que 'Checo' Pérez y Bottas venían apretando muy fuerte... y en el muro de los de Enstone eran conscientes de que sus opciones pasaban por ir a una parada.

Alonso puso duros en el tramo final y entró en escena su maestría a la hora de gestionar unos neumáticos duros que sufrieron mucho en el trazado de Losail con el paso de las vueltas.

Cuando mejor lo estaba haciendo Pérez, superando a un Esteban Ocon aguerrido que trató de devolvérsela al piloto español tras Hungría, y cuando más tenía que frenar para evitar un posible pinchazo, llegó la suerte para endulzar el carrerón de Fernando: la salida del coche de seguridad virtual a cuatro vueltas del final tras el reventón de Latifi distanció al mexicano... y encaminó el podio de Alonso.

El 'Nano' ya afirmó que volvía a la Fórmula 1 con el objetivo de tratar de ser campeón del mundo por tercera vez, y lo visto en Catar puede ser el aperitivo de lo que se viene en 2022 con el cambio normativo.

Así lo explicó 'Magic' tras la carrera: "He vuelto para intentar luchar por ser campeón del mundo una vez más. El 2022 nos ofrece una buena oportunidad, tenemos esa oportunidad para ver si las cosas nos salen bien. Si no somos rápidos el año que viene, será por nuestra culpa porque no hemos hecho las cosas bien".

"Sin este 2021 no hubiese estado listo para el año que viene, este año formaba parte de 'El Plan'. Ojalá llegar a los 100 podios, esperemos que para el número 99 no haya que esperar tanto", añadió el asturiano.