Salario digno y cotización a jornada completa. La huelga en el fútbol femenino ha sido un éxito ya que todas las jugadoras, excepto la 'txuri urdin' Maddi Torre, han secundado la huelga que se acordó el pasado 28 de octubre.

Las jugadoras solicitan un convenio profesional, semejante al de los hombres, que regule unas condiciones laborales como el salario mínimo el pago del cien por cien del salario cuando se esté de baja o las condiciones requeridas para cuando estén en un periodo de maternidad.

Futbolistas como Andrés Iniesta o Antoine Griezmann han apoyado la huelga desde sus redes sociales instando a un convenio más justo para todas las partes.

El primer partido que se debió disputar el pasado fin de semana, entre Espanyol y la UD Granadilla Tenerife no se llevó a cabo. Las jugadoras del equipo tinerfeño no viajaron a la ciudad condal porque el vuelo sufrió "problemas técnicos". Tras este hecho, la directiva de la UD Granadilla Tenerife decidió que sus jugadoras no viajarían a Barcelona, respetando el derecho a huelga de sus jugadoras.

Otro de los partidos que se debía jugar en la jornada suspendida por la huelga enfrentaba al Levante y al Sporting de Huelva. El club granota avisó a través de redes sociales de que el partido no se iba a disputar debido a la huelga.

 

Vicky Losada, internacional con la selección Española y jugadora del FC Barcelona femenino, comentó a través de su perfil de Twitter algunas de las peticiones que reivindican las futbolistas que componen la primera división del fútbol femenino.