Parece que Diego Armando Maradona ha decido dar un giro de 180 grados a su vida. Desde que el 'Pelusa' se ha puesto en manos de Leopoldo Luque, su nuevo médico personal, está comenzando a controlar sus adicciones.

A pesar de que el doctor explicase que "no es lo mismo tratar a un paciente común que a Maradona", afirmó que el campeón del Mundial en 1986 se encuentra "limpio de cocaína, pero con momentos de excesos de alcohol".

Una vez que ha retomado energías, el mítico '10' de la albiceleste ha lanzado un mensaje en redes sociales para sus críticos y detractores, dando a entender que está más vivo que nunca

 

"¿Estaba muerto no?, ¿ahora qué dicen?, ¿qué van a inventar?", dice Maradona en un primer momento, para después añadir: "Están haciendo todo por plata, y por plata no se compra el corazón de nadie".

Posteriormente, ha pedido el apoyo de sus seguidores en estos momentos: "Maradonianos, les quiero, síganme que yo no les voy a fallar. No les fallé nunca, y esta vez tampoco. Yo tengo a mi gente alrededor de mi, la gente a la que quiero y me hace bien. Tranquilos, un beso grande", concluye Diego, al que se le ve exhausto, probablemente, tras hacer deporte.

 

De hecho, hace unos días se vieron imágenes del entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata subido a una bicicleta estática con la canción "Pena y alegría del amor" de fondo.