La Federación de Fútbol de Kosovo ha emitido un comunicado en el que exige a la Real Federación Española de Fútbol retirar el término "territorio de Kosovo". La federación se refirió así al país vecino de Serbia para anunciar la fecha en la que Luis Enrique dará la lista de convocados de cara al partido clasificatorio para el Mundial de Catar 2022, que enfrentará a España y Kosovo el próximo 31 de marzo en La Cartuja.

Desde Kosovo alegan que son un país de pleno derecho reconocido por la UEFA y FIFA. De esta forma, la Federación de Kosovo ha advertido que disputarán el partido con sus respectiva bandera e himno nacional.

De lo contrario, han amenazado con no jugar el encuentro frente a la selección española. Desde la Federación kosovar consideran injusto el calificativo "territorio" y exigen a la federación de Luis Rubiales que se les dé una respuesta "rápida". Si no se produce ese cambio de denominación, Kosovo reclamará a la UEFA "protección".

"Kosovo es un estado independiente, reconocido por la mayoría de los países más desarrollados y democráticos del mundo y miembro en pie de igualdad con todos los demás países de la UEFA y la FIFA desde mayo de 2016. Los criterios de la UEFA y la FIFA son tan claros como el cristal y España lo sabe, así que lo que se diga y se escriba no cambia estas reglas y de ninguna manera las cambiará. Si quieren justificarse frente a los medios de comunicación nacionales es su problema, pero Kosovo no hará ninguna concesión: solo jugaremos de acuerdo con los estrictos criterios y reglas de la UEFA, con el himno nacional y la bandera, de lo contrario, el partido no tendrá lugar", manifiesta en su comunicado la Federación de Kosovo.

 

La Real Federación Española de Fútbol ha seguido las indicaciones del Gobierno de España, que no reconoce a Kosovo como un estado soberano pese a la normativa de la FIFA y UEFA.

Ambas instituciones manifiestan el reconocimiento como país y como uno de sus estados miembros. A pesar de ello, no existe relación diplomática entre España y Kosovo. Además de España, Grecia y Georgia, rivales en la fase de clasificación para la Copa del Mundo, tampoco reconocen a Kosovo como un estado. De los cinco países que conforman el grupo, solo Suecia reconoce a Kosovo como país de pleno derecho.