En el Costa Rica - Alemania de este jueves se hará historia. La árbitra francesa Stéphanie Frappart ha sido designada por la FIFA para pitar dicho encuentro, que pertenece a la tercera jornada del grupo E (en el que está España) del Mundial de Qatar.

Pero no lo hará sola, y es que la francesa contará con la brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Diaz como asistentes en el estadio Al Bayt, haciendo que las tres sean el primer equipo arbitral completamente femenino que pite un partido de un Mundial masculino.

Stéphanie Frappart ya había sido cuarta colegiada en los partidos México - Polonia y Portugal - Ghana, ambos de la primera jornada de la fase de grupos, pero no había sido la colegiada principal.

Ya hizo historia esta misma árbitra al ser la primera mujer en pitar un partido de Champions League y de la Ligue 1. "La Copa del Mundo masculina es la competencia deportiva más importante del mundo. Fui la primera árbitro en Francia y en Europa, así que sé cómo lidiar con eso", ha dicho en 'FIFA.com'.

Además, Pierluigi Collina, presidente del Comité de Árbitros de la FIFA, ha asegurado que "no fueron seleccionadas porque son mujeres, sino como árbitros de la FIFA" y que además, podrían pitar cualquier partido.

De los 36 colegiados que la FIFA se llevó al Mundial de Qatar, tres son mujeres. Y 42 partidos después la FIFA finalmente ha designado a una de ellas como colegiada principal para arbitrar un partido del Mundial de Qatar.

Un partido importante

El partido que pitarán es vital para ambas selecciones, ya que una victoria de Costa Rica la mete sí o sí en octavos de final, sin importar lo que pase en el Japón - España. En el caso de Alemania le valdría solo con ganar siempre y cuando los nipones no ganen a España, ya que si lo hacen, Alemania estaría obligada a ganar 7-0 a los ticos para echar a España.

De hecho, en Alemania hay miedo a que Japón y España hagan un 'biscotto' que provocaría que las dos selecciones se clasificaran y, consecuentemente, Alemania quedara eliminada a las primeras de cambio.