A pesar del empate frente a Alemania en la segunda jornada de la fase de grupos del Mundial de Qatar, España tiene muy encarrilado su pase a octavos de final. Sin embargo, aún no está matemáticamente clasificada y una hecatombe haría que 'La Roja' se quedara fuera de la fase final.

Existen dos posibilidades: la primera y sin tener en cuenta la diferencia de goles, es que Japón gane a España y Costa Rica derrote a Alemania. De este modo, Japón acabaría primera y Costa Rica segunda con seis puntos cada una. España, tercera con cuatro puntos y Alemania, última con uno.

La segunda es mucho más improbable que suceda, ya que entra en juego la diferencia de goles y los goles a favor.

Ahora mismo, España tiene +7, Japón 0, Costa Rica -6 y Alemania -1. Esto hace que, aunque España pierda contra Japón, Alemania necesita golear a Costa Rica para superar en diferencia de goles a España y así superar en la clasificación a los de Luis Enrique.

Por ejemplo, si España pierde por 1-0, Alemania tendría que ganar 7-0. De este modo, la diferencia de goles de ambas sería +6, pero pasaría Alemania ya que tendría un gol más a favor que España.

Si los de Luis Enrique pierden 2-1, Alemania seguiría necesitando siete goles, pero si por ejemplo pierde 3-2, los de Flick tendrían que meter ocho goles, por los goles a favor.

En el caso de que Japón gane a España pero Alemania no golee a Costa Rica, los nuestros pasarían como segundos de grupo y podrían caer en un lado más fácil del cuadro en la fase final.

Y si la selección nipona y la española empatan, Alemania tendría que meter al menos dos goles para pasar como segunda. En Alemania hay temor a un 'biscotto' entre Japón y España.

Si España gana, será si o sí primera de grupo, mientras que Alemania tendría que ganar a Costa Rica también para ser segunda.