A raíz de lo acaecido con la imparable propagación del coronavirus, solo somos conscientes de las consecuencias directas del problema: centros educativos cerrados, teletrabajo, cuarentena...

Sin embargo, también se dan otras consecuencias indirectas de no menor importancia. Es el caso de los niños estadounidenses que al no poder acudir a clase, no tendrán las dos comidas que se hacían en los colegios aseguradas.

 

Para ello, Stephen Curry, jugador de los Golden State Warriors, ha lanzado un mensaje a través de su perfil en redes sociales para pedir ayuda ante los más de 18000 niños que no podrán acudir a la escuela.

El guardia pide a sus seguidores en el vídeo que colaboren con la fundación 'Eat. Learn. Play. Foundation' para aportar donaciones a los bancos de comida y así asegurar "que cada niño tenga acceso a la comida que necesita".