Álex Abrines ha dicho 'basta' en redes sociales. El jugador del Barcelona se ha cansado de tanta filtración a los medios y apunta a un chivato o bien en la plantilla culé o incluso entre los jefes del club.

"No sé quién filtra cosas que SOLO se han hablado por un grupo de whatsapp entre jugadores y jefes del club", comienza Abrines.

Y posteriormente acusa al o a lo chivatos de quiere "destrozar al equipo": "La única razón que veo es que queráis destrozar al equipo. NO LO CONSEGUIRÉIS o sí, y os quedaréis sin equipo. Allá vosotros".

Para terminar, Abrines quiso mostrar la confianza en la plantilla: "Confío cien por cien en los jugadores. No sé hasta dónde llega la cadena de mando y las personas que saben de la situación actual. Las cosas no se pueden hacer así".

Abrines se sumó así a otros compañeros de equipo, como Nikola Mirotic y Pau Ribas, que apuntaron a la existencia de un topo. El ex de los Bucks, además, negó que se hubiera visto sometido a presiones para aceptar el ERTE del Barça.

Y Pau Ribas fue tremendamente tajante: "¡Aquí no son bienvenidas las filtraciones ni las manipulaciones que pretenden romper vestuarios!"