MOTOR AUDI CON 493 CV

KTM X-Bow GT-XR, la receta más picante de 'los de las motos'

Con más de una década de vida, el KTM X-Bow recibe su versión más vitaminada.

KTM X-Bow GT-XR

KTM X-Bow GT-XR KTM

Publicidad

Si has soñado siempre con tener un coche de circuitos adaptado para circular por las calles, quizás esta sea la solución, lo que seguramente nunca te hubieras imaginado que esta alternativa podría venir de la mano de un fabricante como KTM, más asociados a las dos ruedas que a las cuatro y mucho menos con esa imagen de marca de deportivos con la que nace este X-Bow GT-XR, una bestia de competición homologada para rodar entre el tráfico.

Y es que si te parecía ya lo suficientemente radical el concepto del KTM X-Bow, la fórmula de los de Mattighofen con este vehículo biplaza no fue únicamente mejorada, sino que también se han añadido una buena serie de acelerantes que han llevado a que el resultado sea un producto completamente excitante y digno de ser comparado con lo que nos ofrecerían otros fabricantes mucho más conocidos entre las altas prestaciones. El X-Bow GT-XR no deja de ser precisamente la receta de aprovechamiento de todo ese trabajo que se había realizado para adaptar al modelo a la categoría GT2 que comparte con modelos como el Porsche 911 GT2 RS Clubsport, el Audi R8 LMS GT2 o el recientemente presentado Maserati MC20 GT2.

KTM X-Bow GT-XR
KTM X-Bow GT-XR | KTM

Esta versión extrema del X-Bow (concepto que nació en el ya lejano año 2008) pasa a contar también con la característica capota rígida de las variantes de competición, tanto GT2 como GT4, y con la introducción en este caso de un cierre eléctrico que ayuda a que dicha pieza baje suavemente hasta colocarse sobre la cabeza del conductor y de su acompañante. A pesar de este elemento, cuenta con un peso de apenas 1.250 kilogramos en seco, algo que lo hace ser una opción más que interesante para aquellos que busquen un coche para trackdays que no necesite obligatoriamente a llevarlo en un remolque.

Tracción trasera, diferencia DSL y una mecánica más que probada, ya que bajo el capó se encuentra el inconfundible motor TFSI de 2.5 litros de Audi, el cual genera en este caso 493 caballos de potencia (368 kilovatios) a 6.350 rpm y 581 Nm de par máximo, el cual por ejemplo se puede encontrar en algunos productos muy deportivos de la firma de los cuatro aros como es el Audi RS3. A él se encuentra asociada una caja de cambios de siete relaciones automática con doble embrague, algo que, sumado a su ligereza, le permite completa el 0 a 100 km/h en apenas 3,4 segundos y tener una velocidad punta de 280 km/h.

KTM X-Bow GT-XR
KTM X-Bow GT-XR | KTM

OZ Racing firma las llantas, cuyo diámetro en el eje delantero es de 19 pulgadas y en el posterior de 20 pulgadas con neumáticos 235/35 R19 y 295/35 R20, respectivamente, mientras que los amortiguadores ajustables son del especialista Sachs. Opcionalmente puedes hacerlo aún más efectivo en pista con la instalación de los frenos cerámicos que se encuentran entre la lista de extras. Su precio es ni más ni menos que de unos 285.000 euros antes de impuestos y se espera que su tirada sea muy limitada si tenemos en cuenta que KTM apenas ensambla un centenar de su X-Bow en sus distintas variantes al año.

 

Antena 3 » Supercoches

Publicidad