Poco a poco, Jaguar va desgranando sus planes de futuro para los próximos años. El gran protagonista será el coche eléctrico, objetivo principal en el desarrollo de la marca, pero la combustión todavía tendrá un papel destacado en el fabricante.

En los años venideros, la firma británica contará con numerosos vehículos eléctricos construidos, en su mayoría, en suelo inglés. Además, promete opciones electrificadas para todos los nuevos modelos de Jaguar presentados a partir de 2020.

Entre las novedades del fabricante inglés para el próximo año destaca la berlina XJ, que regresará al mercado convertida en un modelo 100% eléctrico. Además, los próximos reemplazos serán el XE y F-Type actuales, modelos que posiblemente llegarán al mercado con varias opciones, tanto electrificadas como de combustión.

Jaguar I-Pace | Jaguar

Otra novedad destacada es el anuncio por parte de Jaguar del lanzamiento de un nuevo SUV de gran tamaño denominado J-Pace, rival de modelos como el BMW X7, que incluirá en su gama una versión electrificada.

Por otro lado, Jaguar tampoco ha descartado contar en los próximos años con modelos menos costosos como el A-Pace o B-Pace -denominaciones todavía sin confirmar-, automóviles que abrirían un nuevo abanico de posibilidades a la firma británica.

Jaguar I-Pace, el felino 100% eléctrico

El primer modelo electrificado de Jaguar ha conseguido generar una gran expectación. Este SUV de 4,68 metros de longitud cuenta con dos motores que, en conjunto, cifran su potencia total en 400 CV de potencia. Su par máximo se sitúa en 696 Nm y, en cifras, es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 4,8 segundos.

Jaguar I-Pace | Jaguar

La batería que integra es de polímero de iones de litio y tiene una capacidad de 90 kWh. Su autonomía está cifrada en 480 km, según el ciclo WLTP, aunque en condiciones reales se mueve en cifras superiores a los 400 km. En carga, un wallbox de 7 kW de recarga doméstica permite alcanzar el 100% de la batería en 10 horas, aproximadamente. Con un cargador rápido de 100 kW, en 40 minutos se carga el 80% de la batería.

Jaguar, actualmente, comercializa el I-Pace con tres niveles de acabados: S, SE y HSE. Su precio arranca en 80.400 euros con el equipamiento más básico hasta 94.600 euros, cifra que se corresponde al acabado más alto del modelo.