Cada vez son más los interesados en vehículos con carrocería SUV y un alto nivel de equipamiento para sustituir a sus berlinas de representación. El BMW X7 llega en estos días a España para convencer a esos usuarios que buscan lo último en tecnología, un amplio habitáculo y mucho equipamiento.

La oferta inicial está formada por un bloque de gasolina de tres litros y 340 CV que da vida a los denominados xDrive40i. En diésel arranca con el xDrive30d con 265 CV y culmina con el M50d de 400 CV. En todos los casos cuentan con cambio automático de ocho velocidades y el sistema de tracción total xDrive.

El equipo de serie contempla desde los más sencillos las llantas de aleación de 20 pulgadas, paquete cromado exterior, faros Full LED, SmartBeam, portón trasero automático, techo solar panorámico doble, instrumentación digital configurable, tapizado en piel, asientos delanteros y volante con regulación eléctrica, y sensor de lluvia.

También sin coste cuentan con el sistema multimedia con pantalla de 10,2 pulgadas, Apple CarPlay, Android Auto, asistente al aparcamiento automático, detector de fatiga y peatones, cámara posterior, acceso y arranque sin llave, control de crucero adaptativo, detector de objetos en ángulo muerto, etc. Los precios recomendados arrancan en los 98.950 €.