Nos ponemos a los mandos del Mercedes EQC 400, un SUV eléctrico con 416 Km de autonomía

Nos ponemos a los mandos del Mercedes EQC 400, un SUV eléctrico con 416 Km de autonomía

Mercedes EQC, a prueba: conducimos la revolución eléctrica de Mercedes

A la venta desde 77.425, hemos ido hasta Noruega para poner a prueba el nuevo Mercedes EQC

David Clavero
  Madrid | 31/05/2019
Mercedes EQC
Mercedes EQC | Mercedes

El primer coche eléctrico de producción en serie de Mercedes ya está aquí. El nuevo Mercedes EQC no solo representa una novedad como modelo dentro de la gama Mercedes, sino que es el primer lanzamiento de la nueva submarca EQ donde veremos más modelos y carrocerías de propulsión 100% eléctrica. Hablamos por lo tanto de un primer estandarte de lo que Mercedes pretende ofrecer dentro del mercado del coche eléctrico, un SUV a baterías que tiene mucho que demostrar.

El Mercedes EQC es la primera gran apuesta de Mercedes por el coche 100% eléctrico a baterías. Se trata de un desarrollo que defiende la idea de contar con una gama paralela de coches eléctricos, una gama que pese a compartir algunos elementos con otros modelos de Mercedes, ofrecen características realmente únicas y que solo podrán adquirirse con propulsión eléctrica. Así, la gama EQ poco a poco irá creciendo para integrar más coches eléctricos, dejando a los semihíbridos, híbridos e híbridos enchufables como las variantes EQ para el resto de la gama.

Mercedes EQC | Mercedes

Desde hace meses ha sido posible reservar el Mercedes EQC, sin embargo ya hablamos de un modelo que está completamente disponible en el mercado desde 77.425 euros. Se trata de un precio que además se antoja sumamente interesante ya que se convierte en el SUV eléctrico más asequible de su categoría, encontrando a Audi e-tron, Jaguar I-Pace y Tesla Model X con precios más elevados aunque con características más o menos similares.

La receta del Mercedes EQC se basa en un SUV eléctrico derivado de la plataforma que emplea el Mercedes GLC, de hecho se fabrica en la misma línea de producción en la factoría de Mercedes en Bremen, pero que ha integrado un importante paquete de modificaciones para alojar bajo el piso del habitáculo un pack de baterías de iones de litio con 80 kWh de capacidad. A ello añadimos una configuración de dos motores eléctricos, uno por cada eje, alcanzando una potencia máxima combinada de 408 CV y un par máximo de 760 Nm.

Mercedes EQC | Mercedes

Con estas cifras el Mercedes EQC ofrece una aceleración de 0 a 100 Km/h en 5,1 segundos, alcanzando los 180 Km/h de velocidad máxima autolimitada. Si nos centramos en el importante aspecto del consumo energético, el EQC homologa una autonomía máxima de 416 kilómetros bajo ciclo WLTP. Para recargar la batería necesitaremos de 11 horas haciendo uso del cargador interno de hasta 7,4 kW, contando además con compatibilidad con carga rápida CCS de una potencia máxima de 110 kW. El Mercedes EQC será el primer eléctrico de Mercedes en poder acceder a la red de carga rápida de Ionity en Europa.

¿Pero como va el Mercedes EQC? La firma alemana nos presenta una idea muy próxima a la ya vista en todos sus SUV. Esto se traduce en una apuesta notable por el máximo confort, la calidad de construcción y la tecnología. Pero como hablamos de un eléctrico que se desplaza en absoluto silencio, Mercedes ha trabajado en mayor grado el aislamiento y el confort para hacer del EQC un absoluto referente en cuanto agrado de conducción relajada. La idea de flotar en movimiento queda patente desde el primer instante y todo el trabajo del chasis está destinado a ofrecer el máximo nivel de comodidad.

Mercedes EQC | Mercedes

Este planteamiento nos lleva a encontrarnos con una dinámica de conducción poco deportiva, descubriendo que el EQC comienza a sentirse incómodo cuanto más rápido queramos ir y cuanto más revirado sea nuestro trayecto, también por culpa de un peso elevado (2,5 toneladas). El objetivo de Mercedes está claramente centrado en el confort, sin embargo sí que nos encontramos con una aceleración realmente impresionante, pues cada vez que exijamos al EQC que entregue sus 760 Nm disfrutaremos de un empuje solo posible en un eléctrico de este calibre.

Mercedes EQC | Mercedes

Sin abandonar la conducción también hay que subrayar el grado de personalización y buen hacer de la gestión de los propulsores. El EQC permite hasta 5 modos de conducción para modificar los parámetros de conducción, pero es que además contamos con otros 5 perfiles para el sistema de regeneración para alcanzar el funcionamiento ideal para cada conductor.

Mercedes EQC | Mercedes

Para terminar, el despliegue tecnológico es sin duda otro de los grandes puntos fuertes del EQC. Partiendo del sistema MBUX de doble pantalla LCD de 10,25” ya visto en la gama convencional, Mercedes ha integrado de serie un nuevo paquete de funciones y asistentes que hacen del EQC un absoluto referente en su clase con muchísimas posibilidades en materia de infoentretenimiento. La oferta de servicios es muy amplia, destacando el asistente predictivo de ruta, la función de realidad aumentada para el navegador o la conexión permanente a internet para sacar todo el provecho posible a las aplicaciones de streaming, búsqueda de puntos de interés, etc.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.