Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

DESDE 2018

¿Tiene que pasar tu coche una de las pruebas más recientes de la ITV?

El sistema On Board Diagnostics (OBD) permite hacer un diagnóstico a bordo del vehículo para medir las emisiones

En resumen

Publicidad

Si no falta demasiado para que pases la Inspección Técnica de tu Vehículo (ITV) es momento de ponerse al día para no afrontar este trámite a ciegas. No sólo han cambiado los precios, dependiendo de la edad de tu coche puede que le sometan a pruebas relativamente nuevas relacionadas con las emisiones: si renovaste el garaje a partir de 2011, toma nota.

El objetivo último de estas revisiones es dictaminar si los vehículos cumplen todos los requisitos necesarios para circular con seguridad: entre esas condiciones figura la de respetar los límites máximos de emisiones. Algo que se mide en un test protagonizado por el sistema On Board Diagnostics (OBD), es decir, un diagnóstico a bordo de los vehículos.

ITV
ITV | Newspress

Niveles de emisiones

La prueba lleva a cabo un examen para comprobar los niveles de emisiones de cada coche. Para ello se colocan varios sensores y dispositivos tanto en el motor como en otros componentes asociados a los gases emitidos. En un principio, si no has manipulado tu vehículo fuera de los márgenes de la ley lo lógico es superar la prueba OBD sin problema… pero también debemos tener en cuenta que los gases se han convertido, de un tiempo a esta parte, en una de las razones para no pasar la ITV.

Si los límites medidos por este sistema de diagnóstico a bordo superan el máximo establecido en la ley, el resultado de la ITV será desfavorable. En este caso, sólo podrás circular hasta el taller que elijas para solucionar el defecto y de vuelta a la revisión: si no respetas esto te expones a una multa de 200 euros. Recuerda, además, que normalmente dispones de un par de meses para repetir la inspección (aunque los plazos están marcados por cada comunidad autónoma) y que podrás cambiar de estación para ello.

Control de emisiones en la ITV
Control de emisiones en la ITV | Newspress

No para todos

La prueba OBD llegó a las estaciones de la ITV en 2018 y aunque han pasado cuatro años, todavía es una novedad para algunos conductores: sobre todo para aquellos que tienen un modelo más nuevo ya que la primera revisión llega cuatro años después de la compra o de manera alternativa a partir de ese momento.

No obstante, esta medición sólo afecta a determinados vehículos: los que forman parte de las categorías M y N homologados para emisiones Euro 5, Euro 6 (turismos y furgonetas) y Euro VI (camiones). O lo que es lo mismo: aquellos que han sido matriculados a partir de enero de 2011 o a partir de enero de 2014 si es industrial. ¿Está el tuyo entre ellos?

Te puede interesar... 3 situaciones en las que el seguro no va a hacerse cargo de tu coche (y otras 3 en las que sí)

Publicidad