Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿QUÉ DEBO HACER EN ESTOS CASOS?

3 situaciones en las que el seguro no va a hacerse cargo de tu coche (y otras 3 en las que sí)

Porque no siempre los seguros de automóviles pueden responder ante situaciones extremas, vamos a repasar algunos de esos escenarios

Publicidad

Son situaciones que afortunadamente no se dan de manera habitual, pero que existen y, como tal, exigen planificación y, sobre todo, saber a quién preguntar, a quién acudir. Hablamos de los grandes siniestros que tienen como origen fenómenos meteorológicos extremos, causando generalmente daños tan graves que es necesario una importante inversión económica para reparar y restablecer los daños causados por su acción.

Todos los conductores y, en general, los usuarios de cualquier vehículo a motor, sabemos que es obligatorio contar con una póliza de seguros contratada con la que cubrir los posibles daños y gastos derivados de nuestra responsabilidad civil en caso de causar cualquier accidente. Sin embargo, no son muchos los conductores que conocen que no todos los daños y desperfectos que sufran nuestros vehículos están siempre cubiertos por nuestro seguro, ni siquiera en caso de que la póliza que hayamos contratado sea a todo riesgo.

3 situaciones en las que el seguro no nos va a cubrir

Existen situaciones que, generalmente, están provocadas por fenómenos meteorológicos extremos. Estos escenarios suelen provocar daños masivos, los cuales no suelen estar cubiertos por las pólizas tradicionales. Aquí te mostramos tres ejemplos de ello:

  • Inundaciones masivas: daños producidos por anegamiento del terreno a causade aguas de lluvia o de aguas procedentes de deshielo, de lagos, de desbordamiento de ríos y rías, así como embates del mar.
  • Terremotos y maremotos: daños materiales cubiertos, siempre que el Instituto Geográfico Nacional certifique la intensidad del acontecimiento.
  • Erupción volcánica: daños provocados a consecuencia de desprendimientos, lava e incendios provocados por un volcán.

En todos estos casos la aseguradora no se hará cargo de los daños que...serán cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros. Por otro lado, existen situaciones que sí están cubiertas por nuestro seguro privado siempre y cuando hayamos contratado las coberturas correspondientes. Es el caso, por ejemplo, de:

  • Granizo: los daños estéticos en carrocerías y lunas provocadas por precipitaciones de granizo.
  • Nieve: daños también estéticos e incluso mecánicos en caso de que el vehículo, por ejemplo, se haya visto atrapado en la nieve.
  • Viento: siempre que los daños hayan sido provocados por elementos desprendidos a consecuencia de una tormenta de aire cuyos vientos no hayan superado los 120 km/h.

También te puede interesar: ¿Cómo podría afectar la nueva Ley de Tráfico a tu seguro de coche?

Publicidad