Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

En Ginebra se presentará la serie limitada a 30 unidades

El RUF CTR 'Yellow Bird' está listo para resurgir como un Ave Fénix

Considerado todo un ícono de la década de los ochenta, el superdeportivo creado por el pequeño preparador germano está listo para renacer treinta años después.

Publicidad

Se dejó entrever hace ya dos años, pero parece que no ha sido hasta ahora que el proyecto de convertir al “Yellow Bird” en un Ave Fénix está muy cerca de resurgir de sus propias cenizas. Sin duda sería una gran noticia no solo para aquellos incondicionales que soñaron con conducirlo mientras lo veían en los medios especializados de aquellos años, sino también para aquellas generaciones que, a pesar de no compartir la misma época, pudieron crecer disfrutando del RUF CTR mientras competía virtualmente con él a través de títulos tan recordados como el Gran Turismo 2.

Tres décadas más tarde, y tras mostrar su declaración de intenciones en el Salón de Ginebra de 2017, el RUF CTR “Yellow Bird” está listo para resurgir al mito y recuperar ese peculiar sonido que producía la válvula de descarga, el cual, muy similar al canto de un canario y sumado al color de su carrocería, le hizo ganarse dicho sobrenombre para un vehículo que fue capaz de poner contra las cuerdas a más de un superdeportivo de la década de los ochenta.

El RUF CTR “Yellow Bird”
El RUF CTR “Yellow Bird” | motor.atresmedia.com

No hubiera resultado tan llamativo si hubiera sido la propia Porsche la que hubiera parido dicho proyecto, sin embargo, de su desarrollo se encargó en un pequeño taller de la casi desconocida localidad germana de Pfaffenhausen. Sus prestaciones y el detalle con el que fue diseñado y ensamblado lo llevaron a conseguir incluso establecerse como uno de los vehículos de producción más rápidos del planeta ya hasta bien entrada la década de los noventa.

Aunque hemos tenido que esperar 35 años y dos ediciones más del salón helvético, RUF ha confirmado que el proyecto de llevar a la vida a la reedición del “Yellow Bird” sigue en marcha y en Ginebra quedará presentado su plan de construir hasta 30 unidades de la que será conocida como edición CTR Yellow Bird Anniversary y que ya dejará de ser el prototipo presentado hace dos años, pero sin renunciar a sus prestaciones anunciadas.

Además de la carrocería de fibra de carbono sobre un chasis monocasco de dicho material, el preparador germano ha confirmado que se trata de un desarrollo propio que empleará un motor trasero bóxer de seis cilindros turbo y 3.6 litros de capacidad para conseguir propulsarse a más de 710 CV y unas prestaciones que apuntan a que podría completar el 0 a 100 km/h en apenas 3,4 segundos. Recordemos que el original contaba con un más modesto motor bi-turbo de 3.4 litros que entrega 470 CV. No estará en solitario dentro del stand de RUF, sino que también será presentado su modelo GT, un vehículo que se basa en el Porsche 991 y que cuenta con un propulsor de 3.0 litros.

Publicidad