Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

POR SEGURIDAD

¿Qué ropa no debes ponerte para conducir cuando hace frío?

Aquellas prendas que fuera del coche sirven para protegernos del frío pueden jugar en contra de nuestra seguridad a la hora de ponernos al volante.

Publicidad

Con la llegada del otoño y, sobre todo, del invierno lo normal es que utilicemos prendas de abrigo, calzado más resistentes y complementos que nos ayuden a protegernos del frío como guantes, gorros y bufandas. Sin embargo, todas estas prendas son poco prácticas cuando conducimos y, además, juegan en contra de nuestra seguridad en el momento en el que nos ponemos al volante. Toma nota: esta es la ropa que no debes ponerte para conducir en invierno.

Abrigos

Independientemente del tipo de abrigo, tienes que quitártelo antes de entrar al coche: algo que hay que hacer siempre antes de comenzar un trayecto. La razón es simple: los cinturones pierden efectividad cuanto mayor es la distancia entre el cuerpo del ocupante y estos sistemas de retención. Es más, si tenemos un accidente, el riesgo de sufrir lesiones aumenta si viajamos con abrigo o con una prenda voluminosa.

Zapatos

El invierno es normal llevar zapatos más resistentes o botas. El problema de este tipo de calzado es que su tamaño, rigidez y configuración hacen que perdamos sensibilidad a la hora de manejar los pedales. Por eso, igual que en verano cuando llevamos chanclas, es aconsejable llevar otros zapatos en el coche con los que podamos conducir con comodidad y seguridad.

Guantes

Sólo están permitidos cuando están diseñados para conducir. Ten en cuenta que algunos de los materiales con los que están hechos (la lana, por ejemplo) hacen que pierdas adherencia a la hora de controlar el volante.

Bufandas y pañuelos

Antes de arrancar el coche conviene quitárselos porque en caso de accidente son complementos con capacidad de estrangulamiento que pueden causar daños graves.

Gorros

Los gorros no están prohibidos de forma expresa, pero el reglamento nos obliga a circular sin elementos que priven o limiten tanto la visibilidad como la capacidad de audición. Por lo tanto, hay que evitar llevar las orejas tapadas con gorros u orejeras.

Mantas

Bien es cierto que no se trata de ropa, pero hay que recordar que viajar con una manta entre el cuerpo y el cinturón es una práctica totalmente desaconsejada. En el caso de los acompañantes del conductor podrían utilizarla siempre que se la pongan por encima del sistema de retención dejando libres el cuello y la cabeza.

Publicidad