Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

TRUCO ÚTIL

El truco del 'churro de piscina' para proteger las puertas de tu coche de los raspones al aparcar

Con este pequeño truco podemos evitar los desperfectos de la carrocería al aparcar en una plaza de garaje.

Publicidad

En ocasiones aparcar en un garaje puede convertirse en un deporte de riesgo sobre todo para tu bolsillo. Un golpe contra la pared, una columna que no has visto al abrir la puerta, un roce, un raspón…

Ya sea porque no consigues 'cogerle' la medida al coche nuevo, o porque la plaza está en un lugar difícil o porque aparcar no es tu fuerte.

Te mostramos este pequeño truco para que algo tan cotidiano como aparcar tu vehículo en tu plaza de garaje sea mucho más sencillo. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: El truco de la cinta aislante para recordar tu postura al volante

A la hora de conducir, mantener una postura adecuada al volante es uno de los factores más importantes para prevenir lesiones tanto en caso de accidente como en caso de pasar largas horas al volante. Por eso es especialmente importante conocer la posición correcta en caso de que nuestro coche lo utilice más de una persona y, por tanto, cada conductor modifique los ajustes de posición a su antojo.

A todos nos ha pasado: cuando alguien ha cogido nuestro coche, nos encontramos con una posición del asiento completamente fuera de "nuestros parámetros", lo que provoca que nos cueste un tiempo volver a encontrar nuestra posición ideal, algo que en ocasiones no logramos ni siquiera tras estar circulando durante un rato. Con este truco, sin embargo, lo conseguirás en cuestión de segundos.

Se trata del truco de la cinta aislante, que nos permite establecer dos referencias visuales que facilitan la colocación del asiento en su posición ideal en apenas unos segundos, sin tener que estar rectificando constantemente.¿Cómo?

Publicidad