¿Has pensado alguna vez lo resbaladizas que pueden llegar a ser las hojas húmedas en la carretera?

¿Has pensado alguna vez lo resbaladizas que pueden llegar a ser las hojas húmedas en la carretera?

¿Qué resbala más, la nieve o las hojas mojadas?

Cuando pensamos en firmes resbaladizos, automáticamente nos viene a la cabeza el hielo, pero...¿has pensado en las hojas húmedas acumuladas en la calzada?

El firme deslizante es uno de los enemigos más peligrosos cuando hablamos de conducción. Al fin y al cabo, nuestros coches, nuestras motos, nuestros vehículos en general, se mantienen en el asfalto y son capaces de girar gracias al trabajo de los neumáticos, gracias a la fricción que existe entre ellos y el asfalto. Por eso, cuando el firme se vuelve deslizante la peligrosidad es mucho mayor.

Cuando un conductor imagina un firme deslizante, automáticamente, la inmensa mayoría de las veces, piensa en algo así como grandes placas de hielo, una superficie nevada o, incluso, una superficie cubierta de tierra suelta. Es cierto, todas ellas son situaciones en las que encontraremos un agarre mucho menor al ideal, pero casi nadie piensa en algo tan simple -y habitual- como las hojas sueltas sobre el asfalto.

Daniel Valdivielso | Madrid | 27/11/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.