Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CONSEJOS

Olores extraños en mi coche: ¿qué averías pueden estar apareciendo?

El olfato puede servirnos para detectar el mal funcionamiento de una pieza del vehículo.

iStock Mal olor del coche

Publicidad

Aunque siempre prestamos atención a la conducción o a sonidos extraños para saber si nuestro coche tiene una avería, lo cierto es que el olfato también puede servirnos para detectar el mal funcionamiento de una pieza del vehículo.

Por ejemplo, si olemos demasiado a gasolina o diésel sin estar repostando o cerca del depósito, entonces podríamos tener una peligrosa fuga de combustible. Si por el contrario notas extraños olores dentro del vehículo, la avería podría ser aún más grande.

Oler a gas quemado en el interior del coche puede ser la consecuencia de una fuga en el colector de escape, que puede llegar a ser peligrosa para nuestra salud. Dependiendo de la marca y de la profundidad de la habería, estaríamos ante un paso por el taller obligatorio cuya reparación podría acercarse a los 500 euros.

También podremos detectar otros olores peculiares. Por ejemplo, si cerca de las ruedas huele a pelos o fibras quemadas, lo más probable es que tengas un problema con las pastillas de frenos. Si bien es cierto que los frenos pueden desprender ese olor en condiciones normales cuando, por ejemplo, acabas de bajar un puerto de montaña.

El olor a goma quemada en una avería de un vehículo es común. Suponiendo que no has estado realizando ningún derrape con las ruedas, este olor puede ser el resultado de un problema con una manguera, un manguito o una correa suelta debajo del motor.

Te puede interesar: 5 testigos de tu coche que no deberías ignorar nunca

Publicidad