Centímetros Cúbicos » Noticias

¿Sólo hace falta utilizar el ambientador indicado?

¿Malos olores? Te contamos cómo recuperar el olor a coche nuevo

¿Echas de menos la fragancia que tenía tu coche el día que lo estrenaste? Te contamos lo que tienes que hacer para que vuelva a oler como cuando lo sacaste del concesionario.

Publicidad

Cualquier persona que haya estrenado coche guardará un recuerdo especial del olor que desprendía su flamante nuevo modelo el día que lo sacó del concesionario. Los fabricantes dedican horas de trabajo a este aspecto y, gracias a ello, los coches nuevos de cada marca tienen su propio olor, hasta el punto de convertirse en una de sus señas de identidad. No solo es el resultado del aroma que desprenden los materiales del habitáculo, como la tela y el cuero de la tapicería, la moqueta del suelo o los plásticos del salpicadero, también es fruto de un trabajo de investigación que obliga a las marcas a realizar inversiones millonarias para lograr una fragancia única. Al fin y al cabo, el sentido del olfato está estrechamente ligado con la memoria y las marcas de coches apelan a ello para que guardemos un recuerdo especial de su producto. Es una cuestión de marketing sensorial.

Por suerte, esta fragancia permanece bastante tiempo en el interior, a veces días y en otras ocasiones meses, sobre todo si el coche duerme en garaje y lo mantenemos impoluto por dentro. Pero nada es eterno y tarde o temprano los coches pierden ese olor a nuevo que tanto nos gusta. ¿Te gustaría recuperarlo? Si la respuesta es sí, atento a estos trucos porque aplicándolos conseguirás que tu coche vuelva a oler como el primer día o al menos muy parecido.

Como estarás imaginando, lo más fácil es comprar un ambientador con olor a coche nuevo que impregne de esta fragancia el interior. Poco a poco, esta opción se ha convertido en una de las más demandadas, desplazando a otras más clásicas como el olor a pino (fíjate como ya casi no se ven ambientadores con forma de pino colgados de los retrovisores), a limón o a “ropa limpia”. Es fácil, por tanto, encontrar ambientadores de este tipo, ya sea en una estación de servicio, en cualquier supermercado o en las principales plataformas de venta online, como Amazon y AliExpress. ¿Funciona? Por supuesto, pero, como sucede con todos los ambientadores, solo durante unos días; pasado este tiempo, tendrás que poner un ambientador nuevo o tu coche volverá a dejar de oler a nuevo.

Si buscas algo más efectivo, empieza por limpiar el coche a fondo. Lo ideal es acudir a un centro profesional que higienice el interior con productos especiales y lo descontamine con una buena máquina de ozono. De esta forma, eliminarás los malos olores y los componentes del interior volverán a impregnar con su fragancia el habitáculo, aunque no de una forma tan efectiva como cuando estaba nuevo. También es recomendable que hagas un mantenimiento correcto de los filtros de aire y de polen para evitar que olores raros del exterior se cuelen dentro, como puede suceder cuando las hojas secas de los árboles se acumulan en el filtro de polen, y que el aire circule mejor para mantener el interior bien ventilado.

Si prefieres hacer la limpieza a fondo tú mismo, utiliza dos barreños con agua (uno para el agua sucia y otro con agua limpia), una bayeta y jabón neutro, pero antes pasa bien la aspiradora por todos los rincones, sacude las alfombrillas y acaba con el polvo que se acumula en el salpicadero, la consola central y otras partes del interior. Si tienes que neutralizar olores fuertes, utiliza bicarbonato después de limpiar bien con jabón; mézclalo a partes iguales con agua en un pulverizador y rocíalo bien por dentro, pero cuidado, no te pases con el techo, en algunos coches tiende a desprenderse con el paso de los años y humedeciendolo se agrava esa situación. Si eres fumador o dejas que fumen en tu coche y el cenicero huele a rayos, saca la artillería pesada: granos de café. Ponlos en el cenicero para neutralizar la peste a tabaco.

Llegados a este punto, tu coche ha dejado de oler mal, o al menos de oler raro, pero tampoco huele a nuevo. Algunos modelos están equipados con un difusor de fragancias creadas por la marca, como el BMW Serie 7 actual o el Citroën C4 de primera generación. De esta forma, puedes conseguir que el coche huela a nuevo, pero en la mayoría de coches no existe esa posibilidad. En este caso, recomendamos comprar el ambientador con olor a coche nuevo que más te convenza; como hemos dicho antes, irá perdiendo eficacia con el paso de los días, pero si tu coche está limpio y has neutralizado los malos olores, su efecto será más notable. Busca el que más te guste, los hay en formato pulverizador, para poner en las salidas de ventilación y propagar mejor el aire por todo el habitáculo cuando se enciende el climatizador o en frascos de cristal con un tapón de madera que se impregna para soltar poco a poco la fragancia.

Publicidad