Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y SERÁN MUCHAS MÁS

Una nueva ciudad prohíbe el acceso a coches con etiqueta de la DGT que... no la lleven

Han querido adelantarse a la introducción de las ZBE aplicando esta drástica norma para los vehículos.

En resumen

Publicidad

Falta tan solo medio año para que aquellas localidades con más de 50.000 habitantes apliquen las Zonas de Bajas Emisiones en busca de reducir las emisiones de CO2. Sin embargo, ciudades como Gijón han decidido acelerar con esta iniciativa al dar luz verde al prohibir la entrada de vehículo que tengan etiqueta medioambiental de la DGT pero que no la lleven correctamente colocada en el parabrisas.

Dicho anuncio tuvo lugar el pasado 1 de junio, momento en el que la ciudad asturiana aplicaba la obligación de que para circular y aparcar en sus calles era necesario contar con el distintivo de la DGT, así como llevarlo pegado. Esto deja un escenario en el que la etiqueta es obligatoria como ocurre en Madrid y Barcelona.

Etiqueta DGT: dónde se puede poner
Etiqueta DGT: dónde se puede poner | DGT

Y es que este plan por parte de Gijón de reducir las emisiones de CO2 se lleva deliberando desde hace tiempo. Concretamente, el Ayuntamiento de la ciudad publicó hace un año la Ordenanza Municipal de Movilidad que sería obligatorio a partir del pasado 1 junio lucir las etiquetas de la DGT si el vehículo tiene una.

Pero esta no es la única prohibición vigente en Gijón, ya que desde el pasado 1 de abril los vehículos sin distintivo medioambiental no pueden aparcar en las zonas reguladas. Y estas dos leyes se aplican tanto a coches de Gijón como de fuera, teniendo que cumplir con la obligación de llevar la etiqueta y de no poder aparcar si su vehículo no tiene ninguna asignada.

Etiqueta medioambiental
Etiqueta medioambiental | DGT

Además, hay que tener en cuenta que ambas medidas no afectan únicamente a la zona centro de Gijón, sino a todo el municipio. Es decir, que en las zonas rurales de la ciudad también se aplican las leyes, obligando a sus conductores a llevar la etiqueta de la DGT en el lateral derecho del parabrisas.

Y de no hacerlo nos estaremos enfrentando a una multa de 90 euros, ya sea por no llevar la pegatina colocada debidamente o por llevarla en el vehículo pero no pegada en su correspondiente lugar. A su vez, el Ayuntamiento de Gijón a confirmado que no se inmovilizará ni retirará el vehículo. Tampoco se realizará una campaña de control, pero si un agente de la ley es testigo de un vehículo que no cumpla con las dos leyes establecidas en Gijón, procederá a sancionar al conductor.

Te puede interesar... La reforma de la DGT que afectará a las etiquetas B y C, lista para comenzar a aplicarse

Publicidad