Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

DURARÁ DOS MESES

Madrid alarga el pase al interior de la M-30 a los coches sin etiqueta, pero con truco

Las cámaras no multarán, pero sí los agentes.

Publicidad

Fue a principios de este año cuando el plan de Madrid 360 entraba en acción la medida que prohíbe el acceso de los coches sin etiqueta de la DGT al interior de la M-30. Concretamente, el Ayuntamiento de la capital inició un proceso de aviso -durante el que no multarían- que duraría hasta marzo. Ahora, Madrid ha alargado este periodo dos meses más en el que no multarán las cámaras, pero sí los agentes.

Hasta la fecha, los coches diésel matriculados antes de enero de 2006 y gasolina antes del 2000 que no estén domiciliados en Madrid podían acceder al interior de la M-30 y no experimentar una multa. Esto seguirá siendo así hasta el día 1 de mayo, pero llegará igualmente una carta informativa y a modo de advertencia.

Esto será posible gracias a las 35 cámaras que vigilan el acceso al interior de la circunvalación madrileña. Estas seguirán funcionando de la misma manera, enviando las correspondientes cartas a los propietarios de vehículos que entren en el escenario ya expuesto, pero no multarán.

Concretamente, el Ayuntamiento de Madrid ha mandado un total de 30.855 cartas informativas a los propietarios. Se traduce en 78.000 accesos indebidos que no prohibidos desde el 1 de enero de 2022 hasta el pasado día 24 de febrero.

Pero que las cámaras no emitan multa no quiere decir que los agentes de la ley no lo hagan. Y es que así lo recogen desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad: “los agentes de movilidad sí podrán multar a aquellos ciudadanos que con un vehículo sin etiqueta y no domiciliados en la ciudad de Madrid accedan al interior de la M-30.”

Así, si un agente nos descubre en dicho contexto pese a que las cámaras no multen, nos enfrentaremos a una sanción de 90 euros, que se puede reducir a 45 euros con pronto pago. Sin embargo, una vez que la reforma de la Ley de Tráfico entren en vigor el próximo día 21 de marzo, esta se convertirá en una infracción de carácter grave.

Esto implica una multa considerablemente más cuantiosa, ascendiendo el importe a afrontar a los 200 euros, en la que también se puede aplicar el pronto pago y reducirla a los 100 euros. Sea como fuere, las restricciones irán en aumento de aquí a 2025, momento en el que los coches sin etiqueta de la DGT empadronados en la capital no podrán acceder a ninguna de las vías del municipio de Madrid.

También te puede interesar: La condena de la DGT a más de 3 millones de vehículos

Publicidad