En todo 2018, cerca de 135.000 vehículos fueron víctimas de un robo en España y la amplia mayoría fueron turismos. La principal causa de que estos modelos sufran muchos robos, no es otra que la gran popularidad que tienen entre los conductores, ya que son muy habituales en las carreteras españolas.

Pero, si lo que se estudia es la probabilidad de robo, teniendo en cuenta el número de sustracciones de un modelo y el número de unidades que hay en circulación de ese modelo en cuestión, los resultados son diferentes. VER VÍDEO.