Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

NECESITA UN SOPORTE HOMOLOGADO

Confirmado: llevar el móvil en el salpicadero puede ser motivo de multa

A partir de 2021, usar el teléfono o sostenerlo mientras vamos al volante estará castigado con sanciones más duras: ¿qué pasa con los dispositivos que llevamos en el salpicadero?

Publicidad

Usar el teléfono mientras conducimos está prohibido y para aquellos que ignoran esta normativa, la Dirección General de Tráfico (DGT) les recuerda que multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente. No en vano, en España, las distracciones fueron el factor habitual más frecuente en accidentes mortales en 2019: estuvieron presentes en el 28% de casos. Por esta razón, no sólo está penado el uso del móvil al volante: también pueden multarte por llevarlo en el salpicadero.

El Artículo 18 del Reglamento General de Circulación establece que está “prohibida la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares”. Para reforzar este precepto, la última reforma de la Ley de Tráfico ha endurecido las sanciones que castigan a los conductores que se lo saltan.

Un soporte homologado

Usar el teléfono en el coche seguirá siendo considerado como una infracción grave, pero su castigo sí ha cambiado: a partir de 2021 la multa será de 500 euros e implicará la pérdida de seis puntos en el carnet de conducir. Una sanción que incluye su utilización, pero también el hecho de sostener el dispositivo mientras estamos al volante. La nueva norma endurece, así, el castigo de una infracción que a día de hoy se penaliza con 200 euros y cuatro puntos.

No obstante, Pere Navarro, máximo responsable de la DGT, ha puesto el foco en aquellos teléfonos que muchos conductores colocan en el salpicadero: “Si va ahí no sería objeto de denuncia, siempre que se utilice para ello un soporte homologado y no se manipule durante la conducción”. Por lo tanto si lo llevamos de forma incorrecta o lo manipulamos en marcha, seremos sancionados.

Cómo y cuándo

Lo más aconsejable es situarlo en el lado derecho ya que en el izquierdo nos podría obstaculizar la visión del espejo retrovisor exterior. Lo que no es recomendable es anclarlo a la luna delantera porque puede mermar nuestra visión de la carretera y, de nuevo, seremos sancionados. Por último, la DGT explica que para poder usarlo sin peligro alguno hay que salir de la vía, parar el coche y apagar las luces… siempre y cuando no se trate de una excepción como una avería o un accidente: en ese caso podremos usarlo dentro de la carretera para avisar a los servicios de emergencia o al seguro.

Publicidad