Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

E IRÁ A MÁS

Si tu coche tiene la etiqueta C esto es todo lo que NO puedes hacer con él

Llegarán más restricciones con el paso del tiempo.

Publicidad

Las etiquetas de la DGT están cada vez más en boca de todos, algo normal puesto que dicho distintivo determinará qué podemos o no hacer con nuestro coche. Con el endurecimiento de la normativa anticontaminación estas tienen más importancia, y debemos conocer qué limitaciones nos encontramos con cada una de ellas. Es por eso que hoy os traemos todo lo que NO podemos hacer si nuestro coche tiene etiqueta C.

Antes de entrar en materia debemos saber que la etiqueta C se aplica sobre todo coche y furgoneta gasolina matriculado a partir de 2006 y todo diésel matriculado desde 2014. Aunque bien es cierto que están calificados como menos contaminantes que los coches con etiqueta B, no están exentos de sufrir ciertas restricciones.

Lo primero que debemos saber es que los coches con etiqueta C no pueden aparcar de forma gratuita en la zona SER. Concretamente, sobre estos se aplica un 10% de descuento, pero en ningún momento podremos disfrutar de las mismas ventajas que un coche con etiqueta ECO o CERO.

De momento, los coches con etiqueta C sí podrán circular por el interior de la M-30, pero habrá modificaciones. Y es que a partir del año que viene queda prohibido el acceso a los vehículos sin etiqueta que no estén empadronados en la capital, pudiéndose expandir dichas medidas más adelantes a vehículos con etiqueta B y C.

Por otra parte, y pese a que a los ciudadanos que más les preocupan dichas medidas son a los de Barcelona y Madrid, debemos tener en cuenta que antes de 2023 todos los municipios de más de 50.000 habitantes deberán tener una Zona de Bajas Emisiones delimitada, lo que afectará también a los coches con etiqueta C.

Mientras tanto, el acceso a las ZBE queda restringido a vehículos de cero emisiones, pudiendo entrar con un coche con etiqueta C en casos muy concretos. Y es que tan solo podremos acceder en caso de que nos invite un residente -los cuales cuentan con un total de 20 invitaciones anuales- o vayamos a un aparcamiento privado o a un parking público.

En caso de no acatar las normas y entrar en una Zona de Bajas Emisiones con un vehículo con etiqueta C, nos estaremos enfrentando a una multa de 90 euros. Esta se podrá reducir hasta los 45 euros en caso de que afrontemos la modalidad de pronto pago.

También te puede interesar: La reforma de la DGT que afectará a las etiquetas B y C, lista para comenzar a aplicarse

Publicidad