Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Los sistemas de conducción autónoma aún están lejos de ser tan seguros como un humano

Las autoridades lo tienen claro: los sistemas de conducción autónoma aún pueden ser peligrosos

Los sistemas de asistencia a la conducción están cada vez más extendidos entre los fabricantes de automóviles, aunque su funcionamiento aún está lejos de ser tan preciso como el de un humano.

Publicidad

La conducción es cada vez más segura, fácil y cómoda gracias a todos los avances que los fabricantes de automóviles aplican a sus nuevos modelos. Poco a poco los asistentes a la conducción, sobre todo en términos de seguridad, llegan a modelos más baratos, más populares, lo que hace que estos avances sean cada vez más comunes y asequibles para el gran público.

Sin embargo, cada vez más, se cae en el error de asumir que un vehículo equipado con este tipo de sistemas (asistentes de mantenimiento de carril, frenada autónoma de emergencia, control de crucero activo...) es capaz de circular sin que el conductor tenga que prestar toda la atención a la carretera. ¿El resultado? Un susto que puede terminar en tragedia.

Tesla anuncia el Model 3 de dos motores, y tendrá prestaciones de infarto
Tesla anuncia el Model 3 de dos motores, y tendrá prestaciones de infarto | Centímetros Cúbicos

Así lo asume la IIHS, la agencia estatal de tráfico de EE.UU, que ha analizado el funcionamiento de los sistemas de asistencia a la conducción de marcas como Mercedes-Benz, Tesla, BMW o Volvo, encontrándose con unos resultados que no dejan duda: aún es demasiado pronto para dejar que los coches se ocupen de todo.

En diversas pruebas como mantenimiento de carril o frenadas autónomas ante situaciones de emergencia, no ha habido ni un sólo vehículo -incluidos modelos extremadamente avanzados como el recién lanzado Tesla Model 3- que no falle o cometa errores en alguna situación de peligro. Por eso, las autoridades lo tienen claro: los sistemas de asistencia a la conducción, hoy en día, no sirven de nada si dejamos que funcionen por sí solos.

Publicidad