Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Será todo más fácil

Los 4 trucos fundamentales para vender mejor y más rápido tu coche usado

Cuando decidimos deshacernos de un coche, queremos hacerlo bien y con rapidez, motivo por el que hoy os traemos los 4 trucos fundamentales para conseguirlo.

Publicidad

Ya ha pasado un tiempo considerable desde que adquiriste tu coche y estás pensando en deshacerte de él por las razones que sean. Si decides huir de un concesionario especializado y quieres venderlo por tu cuenta en los principales mercados de vehículos de ocasión, querrás hacerlo de la mejor manera posible y con rapidez, ya sea para obtener liquidez o pasar al siguiente coche. Es por ello que hoy os acercamos a los 4 trucos fundamentales para que el anuncio de tu coche sea llamativo y genere mucho interés.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el mercado de segunda mano es muy amplio, y hoy en día un refugio para aquellos que quieren un coche por la inmediatez que les proporciona frente al mercado nuevo y la desoladora crisis de los microchips. Es por ello que, si quieres vender tu coche rápido y bien, debes tener un anuncio a la altura de las circunstancias.

1. Ofrece una información clara, concisa y sincera

Tenemos que ser conscientes de que, aunque una imagen valga más que mil palabras, debemos contar con un texto adecuado y depurado. Hay que procurar no cometer faltas de ortografía y evitar cualquier tipo de connotación que muestre que nuestro coche es mejor que cualquier otro y que por eso deben comprarlo.

Ofrece la información necesaria de manera clara y concisa, especificando el modelo de coche, nivel de acabado, año de fabricación, número de propietarios, kilometraje y motivo de la venta. También es conveniente aprovechar para indicar si se aceptan revisiones mecánicas por parte del interesado o si se aceptan cambios por otros vehículos.

2. Procura hacer fotos en las que se vea bien el coche con multitud de detalles

Aunque bien es cierto que un texto con sentido, bien escrito y con la información fundamental es necesario, unas imágenes que vistan bien el anuncio de nuestro coche ayudarán a venderlo. No hace falta ser fotógrafo para ensalzar el anuncio, pero sí tener en cuenta varias pautas al alcance de cualquier con un móvil moderno o una cámara.

Para empezar, busca una localización en la que no haya coches cerca y que no ponga en peligro la circulación, así como lavarlo previamente en caso de que no esté en condiciones de posar. Nunca hagas las fotos a contraluz y procura que el sol no esté demasiado alto para evitar que las fotos salgan “quemadas”. Un buen consejo es que hagas fotos de 3/4 del coche delantera y trasera con las ruedas giradas hacia el lado que da el sol.

Haz una foto del frontal, lateral y parte posterior, mostrando en detalle también cualquier imperfecto de la carrocería para que el potencial comprador sea conocedor de todos los fallos que pueda tener nuestra unidad. También muestra el estado del interior, haciendo hincapié tanto en el texto como en las imágenes el estado del mismo.

Una buena forma de hacer fotos del habitáculo es buscar una zona que de sombra y con fondo neutro, para dejar siempre que el interior sea el protagonista en la imagen y evitar que salga quemado por el sol. Pon el volante recto y enciende el contacto del coche, para que sea vea también que los elementos electrónicos funcionan y, desde el asiento central trasero, realiza las fotos.

3. Realiza una revisión mecánica básica

Aunque seamos conscientes de que nuestro coche está en perfectas condiciones para que su nuevo propietario solo se tenga que preocupar por disfrutarlo, no está de más hacer una revisión básica para asegurarnos. Si tenemos total confianza en el estado de nuestro vehículo, seguro que no nos importará que el interesado realice una revisión mecánica más profunda en su taller de confianza, pero debemos tener unas buena carta de presentación para convencerlo.

Si la ITV está a punto de caducar, es altamente recomendable pasarla previamente a que vengan a ver el coche, ofreciendo pruebas tangibles de que puede circular sin inconvenientes. Asegúrate de que los neumáticos se encuentran en buen estado y que tienen aún vida útil por delante, así como las presiones.

Revisa líquidos tales como refrigerante, aceite y del limpiaparabrisas, asegurándonos de que están en los niveles óptimos. También es conveniente revisar el líquido de frenos y comprobar que las pastillas están en buen estado y, aunque sea secundario, hacer una limpieza general tanto exterior como interior nos ayudará a que el coche esté presentable tanto en el anuncio como para su futuro nuevo dueño.

4. Revisa el mercado y ofrece un precio acorde y justo

Son muchos los coches inmersos en una burbuja de la que difícilmente saldrán y, exceptuando que tengáis en vuestro poder un vehículo exclusivo por las razones que sean y que requieren de un precio y unas condiciones muy concretas, es recomendable buscar el precio al que se vende nuestro coche.

Para ello, podemos revisar los diferentes portales de segunda mano buscando nuestro modelo concreto, con motorización y año de producción iguales. Así, encontraremos el precio medio en el que se mueven en el mercado de ocasión y determinar el desembolso que queremos que afronten los interesados.

En función del estado de nuestra unidad, kilómetros, equipamiento, acabado y años, podrá fluctuar ligeramente arriba o abajo, pero nunca debemos superarlo por demasiado exceptuando situaciones muy concretas, como una edición limitada o un vehículo realmente especial. Así, nos aseguraremos de venderlo por un precio justo y acorde con la demanda, pudiendo agilizar mucho más la venta.

Publicidad