Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Gratis y rápido: así puedes eliminar los malos olores del interior

El truco del vaso para eliminar de manera definitiva los olores del interior de tu coche

El mal olor en el interior de un vehículo es, sin duda, un mal compañero de viaje: puedes eliminarlo gastándote un dinero o intentar eliminarlo de manera gratuita y casi sin esfuerzo.

Publicidad

A todo el mundo le gusta conducir y viajar en un coche cuyo interior transmita tranquilidad y comodidad. A eso también contribuye el grado de limpieza que tenga el habitáculo. Por eso, la presencia de malos olores en el habitáculo puede incomodar y hacer que la conducción sea un trámite a evitar. Limpiar de manera regular el habitáculo del coche es un buen gesto, pero en ocasiones la presencia de olores persistentes nos hace "sudar".

Hay muchos trucos y consejos para conseguir que el habitáculo del coche cuenta con un aroma fresco y neutro, pero en ocasiones no funcionan como deberían. Siempre tenemos la opción de pagar a un especialista para que éste efectúe una limpieza y desinfección completa y profesional del interior, pero no siempre tenemos el tiempo o el presupuesto para poder hacerlo.

Por eso, contar con algunos trucos caseros nos pueden salvar de una situación comprometida, especialmente si éstos tienen un coste reducido. Es precisamente el caso del truco que os traemos un truco para el que sólo vas a necesitar un vaso de los que todos tenemos en casa, así como algún que otro integrante de la "estantería de limpieza".

El truco del vaso para eliminar los olores del interior de tu coche

Si crees que el interior de tu coche tiene un olor demasiado penetrante que no consigues eliminar, puedes probar con el truco del vaso: sólo tienes que llenar un vaso (no tiene porqué ser muy grande) de amoniaco, y dejarlo reposar en el habitáculo de tu coche durante el máximo tiempo posible. Si puedes dejarlo un día entero, mejor que mejor.

El amoniaco tiene la capacidad de absorber olores, y aunque es cierto que desprende un aroma muy intenso y penetrante, si no impregnas ninguna superficie de tu coche con amoniaco su propio olor desaparecerá en pocos minutos en cuanto quites el vaso del interior y ventiles un poco el habitáculo.

Si el amoniaco te resulta demasiado fuerte, puedes probar con otros métodos naturales, como llenar un par de vasos con granos de café o bicarbonato, ambos elementos conocidos por su capacidad para absorber olores.

Adiós a los malos olores del aire acondicionado

Adiós a los malos olores del aire acondicionado

¿Cómo acabar con él? Son varios los métodos que tenemos a nuestro alcance: podemos llevarlo al servicio oficial de la marca o a nuestro taller de confianza, pero también es posible solucionarlo sin requerir ayuda profesional. Lo más aconsejable es emplear un producto específico creado para limpiar los conductos del aire acondicionado: algunos se aplican directamente en los accesos de los conductos y otros se aplican en forma de spray para que lo absorba el aire acondicionado con recirculación.

Lo ideal es que esta tarea esté complementada con una profunda limpieza del interior del coche para eliminar los posibles restos que se hayan acumulado en los aireadores y del filtro del aire acondicionado: aquí también podemos encontrarnos con patógenos que generen esos malos olores. Y si queremos hacer una apuesta segura, lo recomendable pasa por llevar a cabo una limpieza con ozono puesto que elimina cualquier problema de raíz.

Publicidad