Centímetros Cúbicos » Competición

Fórmula E

Allan McNish: “Seis carreras en nueve días es un enorme desafío mental y físico"

Audi se prepara para las seis últimas pruebas de la temporada de Fórmula E, que tendrán lugar en Berlín

Allan McNish

Audi Allan McNish

Publicidad

Desde su primera carrera en la Fórmula E en septiembre de 2014, el equipo Audi Sport ABT Schaeffler ha vivido todo tipo de experiencias, consiguiendo los títulos de pilotos y equipos, sumando más de 40 victorias en su haber. Pero seis carreras concentradas en nueve días y en el mismo lugar es algo que nunca había sucedido en ninguna competición automovilística internacional. Del 5 al 13 de agosto se hará realidad: el campeonato de monoplazas eléctricos terminará su sexta temporada, que tuvo que ser interrumpida debido a la pandemia del coronavirus después de la quinta cita en Marrakech a finales de febrero, con tres citas dobles.

“Normalmente disputamos seis carreras en cuatro meses. Ahora, las tenemos en nueve días. Esto significa muchos desafíos emocionales, mentales y también físicos”, explica el Director del equipo, Allan McNish. “Es un gran reto, pero también una gran oportunidad”.

En la clasificación, Lucas di Grassi, campeón de la tercera temporada y el piloto más exitoso del campeonato con 31 victorias en su palmarés, está en la quinta posición. Junto al brasileño, el dos veces campeón del DTM, René Rast, realizará su debut con el equipo Audi Sport ABT Schaeffler.

Lucas está solo a 29 puntos de la cabeza de la clasificación. Le encanta la pista y ha tenido un gran éxito allí en el pasado junto a Audi”, comenta Allan McNish. “Por supuesto, eso no implica nada de cara al futuro, pero sin duda llegas a Berlín con un sentimiento diferente. Obviamente, René tiene un gran desafío por delante. Haremos todo lo posible para apoyarle y que entre en la lucha por el título lo más rápido posible”.

Para volver a poner en marcha la competición, los organizadores de la Fórmula E han elaborado un protocolo de casi 80 páginas, que ha sido acordado con las autoridades locales y contiene especificaciones precisas para proteger la salud de todos los involucrados. Allan McNish elogia los esfuerzos: “Todas las restricciones y reglas especiales que tenemos debido a la pandemia jugarán un papel importante. La organización ha realizado un gran trabajo al confeccionar un protocolo que nos permite finalmente volver a competir”.

Un punto esencial de las restricciones: se permite un máximo de 1.000 personas en el lugar del evento; normalmente, hay casi cinco veces más. Esto quiere decir que no hay espectadores, prensa, o invitados VIP ni de los patrocinadores, así como menor personal por parte de los proveedores, responsables del trazado, de la Fórmula E y de la FIA. Los equipos también se ven afectados. “Tenemos una limitación de 19 personas más nuestros dos pilotos”, explica Allan McNish. “Eso significa que todos tenemos que asumir más tareas".

El equipo que se desplace a Tempelhof contará con todo el apoyo desde Neuburg, donde se encuentran las oficinas centrales de Audi Sport: junto con Dieter Gass, responsable de Audi Motorsport y el líder del proyecto de Fórmula E, Tristan Summerscale, un equipo de ingenieros seguirá cada metro que recorran Lucas di Grassi y René Rast en Berlín.

“Nuestro denominado ‘Mission Control’ en Neuburg será aún más importante que en otras carreras. Los ingenieros supervisarán todos los datos que reciban de la pista y respaldarán las decisiones que se tomen en el circuito. Esto se aplicará tanto para nuestro equipo oficial, como para nuestro equipo cliente Envision Virgin Racing”, explica Allan McNish, que añade: “La clave del éxito será llegar lo mejor preparados posible y mantenernos centrados pase lo que pase. Mientras nos concentramos en cada una de las seis carreras individualmente, siempre debemos tener en cuenta el panorama general. Cuando otros se cansen, mental o físicamente, queremos ser aún más fuertes”.

Publicidad