La revolución tecnológica. Hasta ahora la Pila de Combustible no se había dejado ver demasiado en el mundo de la competición. Además del Green GT H2 o el nuevo proyecto conjunto de ACO y FIA para desarrollar el LMPH2G dentro de su marco del Mission H24 han mostrado ser los principales proyectos de una tecnología que sigue estando en sus primeras fases dentro de la industria automotriz a nivel mundial. Esto no impide que algunos grandes campeonatos hayan empezado a mirar al hidrógeno como futuro para sus series.

El primero en reconocerlo abiertamente ha sido precisamente el ITR, promotor del DTM, uno de los grandes campeonatos de turismos a nivel europeo durante décadas. Aunque no ha dicho específicamente que su intención sea la de eliminar los motores de combustión interna de los automóviles protagonistas de sus carreras, la empresa germana ha mostrado un concepto de futuro en el que los coches serían propulsados por una Pila de Combustible, alcanzando una relación peso potencia de 1,5 kg/CV (actualmente con los motores turbo es de 2,3) y más de 1.000 CV de potencia.

DTM Estudio Conceptual Hidrógeno | ITR GmbH

Gerhard Berger explica: 'Lo importante de esta propuesta es que, a pesar de que utilizaría componentes estandarizados del tren motriz, permitiría a los fabricantes competir con sus propios modelos, algo que aún no ha sido aceptado por una serie eléctrica. Eso es obviamente crítico para la participación del fabricante, y les permite maximizar su comercialización a su alrededor'.

Más allá del impacto que puede generar el hecho de tener vehículos alimentados por hidrógeno, con tracción total y equipado con dos motores eléctricos, uno en cada eje, quizás la otra gran revolución se produciría en boxes, donde el ITR trata de atraer incluso más la atención de los fabricantes. Sería los mismos brazos industriales por control numérico que se emplean en las fábricas los encargados de retirar las baterías y cambiar las ruedas de forma autónoma, eliminando por completo la tradicional imagen de los mecánicos haciendo sus tareas con premura en unos momentos en los que se suelen decidir victorias.

DTM Estudio Conceptual Hidrógeno | ITR GmbH

Unas perspectivas de futuro muy abiertas para el DTM:

Contrasta con la decisión por parte del ITR de desarrollar una nueva normativa técnica en el futuro que cuente con tecnología híbrida, con el 2022 como objetivo, empleando sistemas estándar que puedan dar un plus de potencia. Precisamente en otro de los nacionales de turismos más destacados, el BTCC, se ha confirmado la adopción de este tipo de tecnología, no solo como una variante del push-to-pass, sino como algo más desarrollado que aporte aproximadamente 40 CV durante más de 15 segundos por vuelta.

Con el expiloto de Fórmula 1, Gerhard Berger, a la cabeza, el ITR se ha enfrentado a una profunda reconversión durante los últimos meses. La salida de Mercedes-AMG, fabricante que había estado ligado a las series germanas en sus distintas etapas, ha obligado al Campeonato a reinventarse, no solo con la llegada de los Aston Martin de R-Motorsport, sino también con la inclusión del acuerdo con los fabricantes nipones y la serie del Super GT para compartir reglamentos, así como las competiciones que sirven como teloneras, incluidas las W Series para pilotos féminas y las nuevas series para vehículos GT’s creadas de cara a 2020.

DTM Estudio Conceptual Hidrógeno | ITR GmbH

Hay más en camino, comenzando con la renuncia al nombre del 'Deutsche Tourenwagen Masters' con el objetivo de hacer las series más internacionales, una tendencia que ya se puede apreciar en el calendario para la próxima campaña, con solo cuatro carreras de las diez que conforman el programa dentro de las fronteras alemanas. Estas medidas vienen de la mano de la necesidad de mostrar al mundo y especialmente a los fabricantes foráneos, de que no son un campeonato tan hermético.