PUEBLOS MARINEROS

7 villas marineras del norte de España para quienes huyen del calor más intenso

El norte resulta cada vez más atractivo porque se come bien, se disfruta del mar y la naturaleza y el calor no te mata pero... ¿dónde ir? A continuación te damos 7 sugerencias.

7 villas marineras del norte de España para quienes huyen del calor más intenso

7 villas marineras del norte de España para quienes huyen del calor más intenso Pixabay

Publicidad

STORIES

Empezamos nuestra particular ruta acordándonos de quienes huyen del calor pero solo un poco, si hay un lugar del norte de España en el que el buen tiempo está casi (casi...) asegurado en verano, está sin duda en las Rías Baixas así que allí está nuestra primera recomendación: Baiona, que nos gusta porque es uno de esos pueblos que, como te contamos a continuación, lo tiene todo, aunque por supuesto hay otras buenas opciones en las Rías Baixas como Sanxenxo, Cambados, Villagarcía de Arousa...; de ahí nos vamos a las otras rías, las altas, y visitamos Ribadeo, un destino imperdible para los amantes de las playas espectaculares, casi arquitectónicas; dejamos Galicia y saltamos a Asturias: Ribadesella es visita obligada en agosto por sus tradición deportiva entre otras cosas y Cudillero porque es uno de los pueblos más bonitos de España; Llanes es otro de los pueblos marineros asturianos que pide a gritos una visita antes de saltar a Cantabria, una región en la que también resulta difícil elegir pero San Vicente de la Barquera, con su bello paseo, y Santoña con sus ricas anchoas son siempre buenas opciones (como lo serían Comillas o Santillana del Mar).

Baiona
Baiona | Pixabay

Baiona

Baiona es una villa marinera con mucho encanto y mucha historia, fue el primer lugar de Europa en el que se supo de la existencia del Nuevo Mundo porque aquí llegó Martín Alonso Pinzón en La Pinta de regreso de su expedición, junto a Cristobal Colón, a América; ¿qué no debes perderte en Baiona? La réplica de la carabela La Pinta que está en el puerto de la localidad y el castillo y las murallas de Monterreal (el castillo es hoy un Parador de Turismo), eso además de pasear sus calles y la zona del puerto y, por supuesto, disfrutar sus playas.

Playa de las Catedrales. Ribadeo
Playa de las Catedrales. Ribadeo | Pixabay

Ribadeo

Ribadeo es famoso por su playa, la imponente playa de las catedrales, pero esta villa marinera gallega y un poco asturiana por su cercanía al principado, guarda más tesoros como, por ejemplo, su legado indiano y la ría que lleva su nombre, una ría que sirve de frontera con Asturias y cuya riqueza la ha llevado a ser incluida en la Red Natura 2000, a ser declarada Zona Húmeda de Importancia Internacional y, desde 2007, Reserva de la Biosfera por su rica diversidad biológica y su importancia como hábitat de aves acuáticas. Pero, como decíamos, la belleza y el encanto de Ribadeo no está solo en su costa, su casco histórico es Bien de Interés Cultural y pasearlo descubreindo edificios como la Aduana vieja (del S.XVIII), el castillo de San Damián (también del S.XVIII) o la Ruta Urbana de los Indianos, es un placer inolvidable. No olvides hacer uso del ascensor panorámico de acero y cristal que conecta el muelle con el casco histórico, las vistas son de escándalo.

Cudillero
Cudillero | Pixabay

Cudillero

Lo hay lista de pueblos bonitos de España, no digamos ya de villas o pueblos marineros, que no incluya la localidad asturiana de Cudillero pero la estampa que suele enamorarnos de Cudillero, la de sus coloridas casas casi emergiendo del mar, no es lo único imperdible de esta localidad ¿qué ver en ella? La capilla del Humilladero, de origen gótico, la iglesia de San Pedro, también gótica pero del S.XVI; la iglesia de San Martín de Luiña, del siglo XVIII con sus tres retablos barrocos, la iglesisa de Santa María de Soto de Luiña y su casa rectoral que está considerada Monumento Histórico Artístico y que cuenta también con retablos barrocos del S.XVIII; la Quinta de Selgas, ya del S.XIX, que es hoy una Casa Museo, es de visita obligada, se trata de un conjunto de palacio y finca con jardines en la que se conservan pinturas de Goya y El Greco entre otros importantes pintores, también tapices y piezas de orfebrería, vidrio y porcelana de gran valor artístico.

Playa de El Sablón. Llanes
Playa de El Sablón. Llanes | Pixabay

Llanes

La muy noble y leal villa de Llanes es tan famosa por sus playas y cuevas como por su patrimonio histórico, también por su cercanía a los imponentes Picos de Europa; como curiosidad, te interesará saber que aquí está la playa de Gulpiyuri, la más pequeña del mundo que, además, no tiene acceso directo al mar... ¿lo que no te puedes perder en Llanes además de su costa en general y sus playas en particular? La Basílica de Santa María del Concejo (románica por fuera y gótica por dentro), el Palacio de El Cercado y el del Conde de la Vega del Sella, el edificio del Casino, las casas modernistas...

Ribadesella
Ribadesella | Pixabay

Ribadesella

Ribadesella no solo es una villa famosa porque aquí termina el famoso Descenso Internacional del Sella que sale de Arriondas, se trata de una villa fundada por Alfonso X el Sabio que se convirtió primero en uno de los principales puertos de Asturias y después en destino turístico de alto nivel; lo primero que no debes perderte en Ribadesella es la zona del río Sella, tampoco el barrio del Portiellu porque es el más antiguo de la localidad y en el que descubrirás una curiosa escalera de colores; pasear el casco histórico de Ribadesella es, por supuesto, imprescindible como también lo es recorrer el Paseo del Malecón y visitar la Cueva del Tito Bustillo porque aquí se conservan, y se pueden ver, magníficas pinturas rupestres.

San Vicente de la Barquera
San Vicente de la Barquera | Pixabay

San Vicente de la Barquera

De Asturias nos vamos a Cantabria y lo hacemos visitando San Vicente de la Barquera, un pueblo marinero integrado en gran parte en el parque natural de Oyambre. El entorno natural de San Vicente de la Barquera es un espectáculo de acantilados, playas como la de Oyambre, rías como la Rabia, marismas... pero en patrimonio histórico tampoco se queda atrás esta bonita villa marinera: la iglesia de Santa María d elos Ángeles, gótica, la Capilla de la Virgen de la Barquera, el Castillo de San Vicente de la Barquera y el Antiguo Convento de San Luis así lo demuestran. Además recuerda que este pueblo está incluido en la Ruta Lebaniega que une el camino de Santiago de la costa con el famoso Camino de Santiago Francés.

Santoña
Santoña | Pixabay

Santoña

A Santoña le precede su fama, o por ser más exactos, la de sus anchoas; la riqueza natural de este municipio nace pues en el mar, en el Parque Nural de las Marismas de Santoña y ela famosa playa de Berria; claro que el patrimonio histórico de esta localidad cántabra no es menos espectacular ni de menor importancia: el palacio de Chiloeches, que aunque declarado Bien de Interés Cultural se encuentra en estado de ruina, los fuertes de San Carlos y San Martín levantados para proteger la bahía, la iglesia de Santa María de Puerto y la Casa pañacio del Marqués de Manzanedo son solo algunas muestras de ese patrimonio.

...

También te puede interesar...

Baiona elegido uno de los mejores destinos sostenibles del mundo

Viajestic » Escapadas

Publicidad