El 1 de junio de 1533, Pedro de Heredia funda una pequeña plaza a la orilla del mar Caribe a la que llama Cartagena de Indias. No fue una ciudad más, ya que durante toda la época colonial española se convirtió en uno de los principales puertos de toda América, siglos en los que la importancia y tamaño de la misma fue creciendo en consonancia con las riquezas que embarcaban allí camino a la metrópoli. De hecho, gran parte del patrimonio artístico y cultural de la ciudad, que se mantiene casi intacto, es de esta época.

Además, fue objeto de saqueos constantes por parte de piratas, de ahí que se fuera reforzando constantemente todo el perímetro costero de la misma. Esto la convirtió en una de las plazas con mayor número de defensas. Y es que todo era poco para alejar a los piratas europeos, sobre todo de origen británico, de su puerto. Llegó a ser la ciudad más reforzada de todo el Caribe.

La presencia española se mantuvo hasta 1811, cuando la ciudad declara su independencia. Fue en noviembre, el día 11, de ahí que durante esa semana se celebre la misma con las 'Fiestas de la Independencia', que duran cuatro días. Es un buen momento para acercarse hasta allí y vibrar con la gente en sus calles. Pero también para aprovechar y visitar sus 10 lugares más emblemáticos, los que no te puedes perder si dispones de poco tiempo en Cartagena de Indias y necesitas, al menos, ver lo más importante. Te los enumeramos.

1. Torre del Reloj. Es una puerta de piedra que se encuentra a la entrada de la ciudad amurallada, con columnas toscanas y considerada el principal acceso al centro histórico de la ciudad desde su construcción en el siglo XIX. Delante se encuentra la estatua dedicada al fundador de Cartagena de Indias, don Pedro de Heredia.

2. Plaza de los Coches. No hay que ir muy lejos de la Torre del Reloj para llegar a este lugar siempre lleno de turistas y rodeado por antiguas mansiones y portales con arcos pintados en diferentes colores. Antiguamente fue el lugar en el que se mercadeaba con los esclavos llegados de África. Hoy sus arcos acogen tiendas, sobre todo de dulces.

3. Museo del Oro Zenú. Situado en la Plaza Bolivar, reúne artesanías y objetos de oro de la cultura Zenú, anterior a la conquista española. En sus salones se exponen colgantes, pendientes, narigueras, vasijas y toda clase de objetos.

4. Palacio de la Inquisición. Este edificio es considerado una de las casas típicas de la arquitectura civil de la Cartagena de Indias del siglo XVIII. Se distribuyen en su interior lo que en su momento fueron cárceles y cámaras de tortura.

5. Plaza de la Aduana. Otro ejemplo de arquitectura barroca de la ciudad, una amplia explanada en forma de triángulo rodeada de edificios coloniales y llenos de color. Era la plaza más grande de la época colonial y aquí se encontraban todos los edificios de Gobierno y adminsitrativos. Hoy es el lugar que acoge el Ayuntamiento. En el centro, una estatua dedicada a Cristóbal Colón.

6. Castillo de San Felipe. La creación más relevante de la ingeniería militar española en América y la mayor fortificación jamás construida por españoles en las colonias. Su construcción original es de 1639 a 1657, pero se amplió posteriormente en el siglo XVIII. Sus grandes túneles se destinaban a la provisión de materiales y a facilitar la evacuación de la zona. Desde su zona alta se ve una gran vista de la ciudad. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

7. Murallas. Se empezaron a construir como defensa de la ciudad a finales del siglo XVI, tras el ataque del pirata Francis Drake. Antes, Cartagena estaba completamente desprotegida. Es una de las murallas mejor conservadas de América y tardaron dos siglos en ser completamente levantadas, siendo atacada por piratas numerosas veces entre tanto.

8. Teatro Heredia. Es el símbolo cultural de la ciudad. Oficialmente se llama Teatro Adolfo Mejía y se construyó a principios del siglo XX, con un estilo que recuerda al Art Decó, pero con aires caribeños. Su edificación se realizó dentro de la antigua capilla de la Merced, que fue construida en 1625 y abandonada durante las guerras de Independencia. El proyecto aprovechó la estructura de tres naves del templo.

9. Cuartel de las Bóvedas. Fue la última obra del recinto amurallado de la ciudad. Una galería porticada de arcos de ladrillo cierra la construcción hacia la ciudad y permite la comunicación entre las bóvedas. El escudo de Armas de la Corona situado en el arco central con la fecha de 1798 indica el año de finalización de las obras.

10. Iglesia y convento de San Pedro Claver. Abierto al público, está cerca de la plaza de la Aduana. Fue fundado por jesuitas bajo el nombre de San Ignacio de Loyola, pero lo rebautizaron como homenaje al monje español que vivió y murió en Cartagena de Indias, primer canonizado del Nuevo Mundo. Es del siglo XVII y se puede ver la celda donde vivió el sacerdote.

Más información:
Turismo de Cartagena de Indias