Viajestic » Destinos

Descubre Alemania

Nördlingen, el pueblo alemán que se levanta sobre un cráter

¿Te encantan los pueblos curiosos? Entonces acompáñanos a descubrir Nördlingen, un pueblo alemán que se situa sobre el cráter que dejó la caída de un meteorito.

Nördlingen

Pixabay Nördlingen

Publicidad

En la zona sur de Alemania, no muy lejos de ciudades importantes como Múnich, encontramos un bonito pueblo rodeado de vegetación y llamado Nördlingen. Sus primeros habitantes buscaban un lugar resguardado de forma natural, en el que fuese fácil levantar murallas, y encontraron un agujero enorme que les pareció ideal.

Al principio creyeron que levantaron Nördlingen sobre el cráter de un volcán inactivo. Pero unos investigadores norteamericanos descubrieron tiempo más tarde que en realidad ese cráter lo había formado un meteorito. Dijeron que este debía tener aproximadamente un kilómetro de diámetro, pues el agujero que dejó tenía 25 kilómetros de diámetro y unos 150 metros de profundidad; el tamaño que ahora tiene esta pequeña localidad.

Así pues, el bonito pueblo de Nördlingen, con sus casitas blancas y tejados triangulares de color rojizo, se encuentra en un lugar bastante singular. Pero si lo recorres en un paseo a pie, además de disfrutar del contraste de estos dos colores o de sorprenderte por la forma circular del lugar (esto se puede ver mejor desde las alturas de su torre), podrás darte cuenta de que los edificios brillan bastante con la luz del sol.

Nördlingen | Pixabay

Por supuesto esto también tiene una explicación: Nördlingen es el mayor yacimiento de diamantes del mundo. Cuando el meteorito impactó contra el terreno lo hizo contra un depósito de grafito que por el golpe, la presión y la temperatura se rompió en diminutos diamantes. Y estos se mezclaron con la piedra suevita que se usó después para construir el pueblo.

Aquellos que se encargaron de levantar los edificios no se dieron cuenta, sino que esto se descubrió más tarde. Sin embargo, no fue necesario tirar abajo los edificios para extraer los diamantes. Estos son tan pequeños que no pueden considerarse gemas. De hecho, si no fuese por su brillo serían casi imposibles de ver por el ojo humano y por eso no se les puede dar uso.

Así pues, los alrededor de 20.000 habitantes de Nördlingen presumen de vivir en un pueblo colorido y pintoresco que tiene una forma bastante curiosa, sobre un cráter y en uno de los mayores yacimientos de diamantes de todo el planeta tierra. De hecho, sus propias casas están construidas con este material.

Publicidad