ITALIA

Florencia: la leyenda de la ventana que siempre debe estar abierta

Es el momento de conocer una de las leyendas más espectaculares de Florencia, que tiene una estrecha relación con una ventana que siempre está abierta.

Florencia: la leyenda de la ventana que siempre debe estar abierta

Florencia: la leyenda de la ventana que siempre debe estar abierta Pxhere

Publicidad

STORIES

No es ningún secreto que Florencia es una de las ciudades italianas con más encanto. Cada vez son más los visitantes que deciden dejarse llevar por sus monumentos, sus gentes y su historia. Si hay algo que caracteriza a esta ciudad es que, a su vez, encontramos un gran número de leyendas.

Una de las más conocidas tiene una estrecha relación con una ventana del segundo piso del Palazzo Grifoni, situado frente a la conocida Basílica de la Piazza Santissima Annunziata. Esta ventana en cuestión tiene la peculiaridad de que siempre está abierta, y es algo en lo que no se suelen fijar mucho los turistas.

Pero esto tiene un motivo concreto, y está vinculado a una de las leyendas más arraigadas de la ciudad. Ésta asegura que Bianca Cappello, una preciosa joven, decidió mudarse a finales del siglo XVI al Palazzo Grifoni junto a su marido, el Gran Duque Fernando I. A pesar de que su felicidad era innegable, la desgracia no tardó en aparecer en su vida tan solo unos meses después.

Florencia
Florencia | Imagen de Zafky en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Todo comenzó cuando decidieron contar con su marido, al igual que ocurrió en las otras familias nobles de Florencia, para luchar en el frente. A lomos de su caballo, el Gran Duque Fernando I partió hacia la batalla. La joven Bianca Cappello, por su parte, se despidió de él con un último gesto, desde una de las ventanas del mencionado palacio.

Mientras el Gran Duque se encontraba en la guerra, su esposa se pasaba los días en esa ventana esperando que regresara en algún momento. La desgracia provocó que eso jamás ocurriera. Lo único que llegaron fueron malas noticias, que aseguraban que el Gran Duque había perdido la vida en la guerra.

A pesar de todo, y con el paso de los años, la viuda observaba desde esa ventana a los transeúntes. Aunque era consciente de que era imposible, vivía con la esperanza de ver aparecer a su marido. Tal era su vínculo con esa ventana que Bianca Cappello murió en ese mismo lugar, con su compañera: la ventana, que siempre estaba abierta.

Florencia
Florencia | Imagen de Zafky en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Con el paso de los siglos se llegaron a crear dos versiones diferentes de la historia. Por un lado se dice que los vecinos, consternados con lo sucedido, tomaron la decisión de dejar la ventana abierta para recordarla. Por otro lado se dice que, tras la muerte de la viuda, empezaron a tener lugar una serie de fenómenos algo extraños.

Desde libros que se caían, muebles que se movían, cuadros que caían de las paredes e, incluso, luces que se apagaban. De esta manera, y llenos de terror, los familiares tomaron la decisión de dejar abierta la ventana. Fue la única manera en la que consiguieron que la normalidad regresara a sus vidas.

De ahí que, desde hace siglos, esa ventana del Palazzo Grifoni permanezca abierta, para que el espíritu de la viuda pueda continuar esperando la llegada de su amado. Sea como sea, lo cierto es que estamos ante una de las leyendas florentinas más sorprendentes y más arraigadas de la ciudad.

...

También te puede interesar...

Qué ver en Turín, la ciudad en la que se celebró Eurovisión 2022

Viajestic » Destinos

Publicidad