Viajestic » Curioso

VENECIA

Ca’Dario, el palacio veneciano maldito que pintó Monet

Ca'Dario es un palacio del Gran Canal sobre el que pesa una terrible maldición...

Ca’Dario, el palacio veneciano maldito que pintó Monet

Imagen de Iain99 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Ca’Dario, el palacio veneciano maldito que pintó Monet

Publicidad

En el Gran Canal de Venecia hay un palacio que da miedo porque la leyenda que explica su maldición no se limita a contar una historia pasada sino que ha ido confirmándose a lo largo y ancho de su historia. Pero empecemos por el principio, descubramos la historia Ca'Dario y también su terrible leyenda negra que lo es de ruina y muerte.

Ca'Dario es un edificio del S.XV que fue mandado construir por Giovanni Dario, un importante burgués con mando en plaza en la República de Venecia, como regalo para su hija Marietta en el día de su boda; la joven se casaba con un rico comerciante de especias; el edificio en cuestión fue diseñado y realizado por el arquitecto Pietro Lombardo quien finalizó su construcción en 1479; hasta ahí lo esencial de la historia de este palacio y de ahí en adelante, la leyenda.

Parte de atrás de Ca'Dario
Parte de atrás de Ca'Dario | Imagen en Wikipedia, licencia de dominio público

No fue hasta 1494 cuando Ca'Dario pasó a manos de Marietta, en realidad de su marido, tras la muerte de su padre; la familia de Vicenzo Barbaro (marido de Marietta) fue propietaria del palacio hasta el S.XIX pero ¿qué sucedió en ese largo periodo de tiempo para que Ca'Dario se convirtiera en una propiedad maldita? La leyenda...

Sobre esta casa pesa una maldición según la cual sus propietarios están destinados a arruinarse o a morir temprana y violentamente; no se trata de una maldición gitana ni de un mal de ojo sino de una conclusión extraída de una serie de trágicas desdichas: Vicenzo Barbaro y Marietta, primeros propietarios de esta casa tras recibirla en herencia, sufrieron primero la ruina económica de él y después la muerte de ambos, él acuchillado y ella suicidándose; su hijo Giacomo, que había heredado de ellos la propiedad, murió en una emboscada en la isla de Creta.

Ca'Dario. Monet
Ca'Dario. Monet | Imagen en Wikipedia, licencia de dominio público

Claro que no quedó ahí el mal fario: en el S.XIX la familia Barbaro vendió la propiedad a un comerciante armenio de piedras preciosas que se arruinó poco después de hacerse con Ca'Dario; ante tamaño desastre el comerciante vendió la casa que comenzó a pasar de mano en mano como si quienes la compraban tuvieran miedo a poseerla demasiado tiempo. Fue en esta época, a principios del S.XX, cuando Monet realizó una serie de cuadros impresionistas para los que Ca'Dario no fue solo musa sino también modelo.

En 1964 el tener Mario del Monaco estuvo a punto de adquirir esta magnífica casa veneciana pero sufrió un grave accidente cuando iba a formalizar la compra y desistió de ella; la casa fue finalmente adquirida por el conde Filippo Giordano, quien fue asesinado en 1970.

La historia y leyenda sigue: Kit Lambert, mánager de los Who, se enamoró de esta casa y la compró, a partir de entonces sus problemas con las drogas y con los Who fueron creciendo y Lambert comenzó a obsesionarse con la maldición hasta el punto que no dormía en esta casa encantada cuando estaba en Venecia, decía que en el edificio había fantasmas que lo perseguían.

Lambert vendió la propiedada Fabrizio Ferrari, quien se trasladó a la casa junto a su hermana Nicoletta, ella murió en un extraño accidente de tráfico y él no solo se arruinó sino que fue acusado por agredir a una mujer. De Ferrari pasamos a Raul Gardini, quien quería regalar Ca'Dario a su hija pero antes de poder hacerlo acabó arruinado y sucidándose en circunstancias extrañas.

Tras tamaña lista de propietarios que sufrieron un final terrible a cuenta, supuestamente, de la posesión de la casa, en el S.XXI nadie parecía animarse a adquirirla, Woody Allen mostró interés pero finalmente no cerró la compra mientras el bajista John Entwistle la alquió y acabó muriendo de un infarto... Actualmente se desconoce quien es el el propietario de la casa (¿permanece en el anonimato con el fin de esquivar la maldición?) pero sabemos que sí se ha vendido porque está en restauración... ¡Suerte al audaz propietario!.

Publicidad